Es cierto que no soy muy amigo de los restaurantes «de moda» y menos si están dentro de una discoteca, pero tengo varios buenos amigos que me lo habían recomendado y surgió la oportunidad de descubrir la gastronomía de este restaurante para «ver y dejarse ver», pero tengo que avisar… ¡Se come bien! Ha sido una sorpresa muy agradable ver como se preparan los platos (al menos los asiáticos) y conocer la materia prima con la que trabajan. Hablamos, por supuesto, del restaurante Quintoelemento de la madrileña discoteca Kapital

Tengo que reconocer que lo primero que impresiona es el espacio, bajo una espectacular bóveda 3D que se abre inmensa al cielo madrileño. 800 m2, para disfrutar de una puesta en escena espectacular y envolvente: videoarte, pantallas led interactivas de gran formato y video mapping que evolucionan, mutan y se transforman, proyectándose en paredes y en una gran cúpula que se abre en su totalidad al cielo de la capital.

Quintoelemento sala

La bóveda, elemento clave del espacio y de la experiencia, cuenta con una de las mayores pantallas cóncavas retráctiles, en una instalación de estas características, con una superficie de 180m2 donde se proyecta contenido de ultradefinición 4K.

Quintoelemento techo

Un avanzado sistema de iluminación de led dinámica acompaña cada imagen transformando el espacio que fluye y muta armónicamente, creando experiencias diferentes para el consumidor…

Quintoelemento barra

Pero no nos dejemos deslumbrar por la decoración, como decía al principio… ¡Aquí se come bien! Al frente de los fogones el chef Juan Suárez de Lezo (formado entre los fogones de cocinas tan reconocidas en España como son las de Arzak, El Bulli o Mugaritz e internacionales como las de Per Se con Thomas Keller, Eleven Madison de Daniel Humme y Betony) que ha apostado por una cocina con muy buen producto y con esas pinceladas asiáticas y latinoamericanas que caracterizan su cocina viajera.

Una vuelta por la carta…

La experiencia la empezábamos con un Cóctel de Vermut y unas croquetas de cortesía…

quintoelemento coctel

Y luego nos íbamos adentrando por algunos platos asiáticos como el Maki roll de Langostino tigre

quintoelemento makiroll

Entre los entrantes o platos para compartir, también encontramos dos tacos: el Jisui Da para hacérselo uno mismo y compartir, a base de alga nori crujiente, shiso y tartar de atún y el taco de berenjena en tempura con salsa de anguila que complementa la trilogía (taco hindú y taco ibérico). En el área más japo destacan dos gunkan que no van a dejar indiferente a nadie: gunkan de morcilla con chiles, panceta y puntillitas de huevo y el gunkan con guiso de calamar con base de cebolla y chile. Un maki de salmón relleno de king crab con mojo de pimientos asados, con crujiente de boniato o el que elegimos Sashimi variado con Atún Toro. Un producto muy fresco y además las elaboraciones asiáticas las preparan en una barra a la vista del cliente…

quintoelemento sashimi

Luego dos Nigiris diferentes, el de Wagyu con Foie, un bocado espectacular y pleno de sabor…

quintoelemento nigiri wagyu

Y el Nigiri de ventresca de Hamachi, también muy rico…

nigiri atun

También tienes el Nigiri de berenjena braseada con caviar y el Nigiri suke de bonito. Un plato viajero y bien elaborado, el Tiradito de Salmón marinado, ají panca, causa limeña y patata limeña…

quintoelemento salmon

Éste es un plato muy ligero al igual que otros de la carta como el Ceviche de Bonito o el delicado Tartar de Calamar, viera y yema curada con ponzu, un Gazpachuelo verde con hamichi y granizado de amontillado. El sorbete de tomate y fresa, lleno de sabor, los Espárragos blancos glaseados con morcilla y espuma cítrica o chipirones rellenos de cebolla caramelizada y papaya; ambos platos apuestan por el sabor, el contraste y los matices. y Delicioso e increíblemente ligero, el pimiento de piquillo verde glaseado, relleno de oreja y carrillera de cerdo ibérico ¿Suenan bien, verdad?

El siguiente que pedimos fue un Steak Tartar pero de Atún Toro, también muy sorprendente…

Quintoelemento steaktartar

Foto de quintoelemento

En pescados encontramos también un Lomo de Rape (Con ensalada criolla y huancaína), la Merluza en tempura (Con glaseado de jengibre) o la Raya adobada (Con emulsión de lima kafir). En carnes encontramos la Empanada frita (Rellena de pollo, mojo de piparras y pico de gallo), el Cebón madurado de vaca con hojaldre de espárragos (500 grs.), la Molleja glaseada sobre parmentier de Chirivía o el Hacha de Ternera lechal europea, yo que soy muy carnívoro disfruté mucho con esta elaboración y una carne muy jugosa…

quintoelemento hacha

Aunque ya no pudimos con el postre en la carta hay muchas «tentaciones» dulces como una Ostra dulce con caviar de mango con bizcocho de albahaca y cobertura de coco y mango, el pastel de semilla de cacao con base de chocolate y avellana, un clásico baked Alaska con café y whisky flambeado que, sin duda, será la nueva tarta de queso y dos postres con nitrógeno: uno a base de pistacho y fresas y el otro, un frozen margarita de yuzu.

La carta de vinos…

La carta de vinos de Quintoelemento es rica, dinámica, vibrante y con un plus añadido, el de poder disfrutar de más de 30 referencias por copas, una gran oportunidad para probar vinos diferentes, darnos un capricho y disfrutar de algunas opciones que nos brinda el sistema Coravín, como el Vega Sicilia Valbuena, Delamotte Brut Rose, Flor de Pingus o Pacalet Chassagne-Montrachet, entre otras. En la carta llama especialmente la atención el gran despliegue de vinos tintos, una selección que apuesta por las denominaciones de origen nacionales con más de 135 referencias, entre grandes etiquetas, algunas rarezas y otras opciones más accesibles. Una gran muestra de blancos y rosados aromáticos, frescos, fragantes y siempre expresivos, una gran variedad de perfiles de sabor recogidas en 54 etiquetas. Los espumosos son una gran apuesta en Quintoelemento, en concreto los champanes, pero en sus más de 40 referencias también hay hueco para cavas y algún espumoso de sake. Una pequeña representación, pero muy acertada de vinos dulces y generosos que también se pueden degustar por copas, cierran la carta.

La coctelería…

Detrás de las barras de quintoelemento se agitan las cocteleras para crear sabrosos tragos, deliciosas mezclas y combinaciones exóticas. Una opción perfecta para empezar, terminar o
para maridar con la carta este verano y disfrutar de la experiencia que el espacio ofrece. Creaciones como el Mojito de violeta, a base de licor de violeta, en homenaje al simbólico dulce de Madrid. Una exótica Caipiriña de pera y tamarindo con base de cachaza, puré de pera, zumo de tamarindo y lima. El pisco triunfa y en quintoelemento le añadimos fruta de la pasión y sirope de caramelo a este pisco acholado para convertirlo en irresistible, así nace el Pisco Sour Passion. Los incondicionales de los cócteles aperitivos están de suerte con el Bergamota Spritz, realizado con prosecco bio, licor de bergamota y manzana ácida; muy rico, diferente y algo más seco que su predecesor. Como cócteles clásicos se incluyen la Paloma, con base de tequila reposado, soda de pomelo, zumo de limón y sirope de agave, simplemente delicioso o una Piña Colada.

Quintoelemento cocteles

Buena recomendación de mis amigos Manolo Garabal y Tere… ¿Cuándo repetimos?

Quinto elemento alberto granados


RESTAURANTE QUINTOELEMENTO

Dirección: Calle Atocha, 125 – 7ª planta

Localidad:  Madrid

Teléfono de reservas: 91 853 26 28

Horario: lunes a domingo de 13.00 h. a 02.00 h.

WEB RTE. QUINTOELEMENTO

 

 

Print Friendly, PDF & Email