1

No había duda que el museo Heineken tenía que ser una de esas visitas obligadas si eres un apasionado de la gastronomía y tienes unos días para visitar Amsterdam. A priori tenía mis reticencias ¿Un museo de la cerveza? seguro que es un saca-dinero para los turistas, pero finalizada la «experiencia» me quedé gratamente sorprendido.h2

El museo está situado en la antigua fábrica de Heineken, en la primera y original. Desde esta sede se desarrollaría esta marca de cervezas que se ha convertido en marca internacional, aunque su origen sea la ciudad de Amsterdam. El visitante deja su chaqueta y puede coger una audio-guía que te va llevando por la historia de los fundadores de la compañía, en la entrada te ponen una pulserita con dos botones, que al final se usarán para recibir un par de cervezas gratis.

La historia…

Todo empezó con el joven Gerard Adrian Heineken que a los 22 años compró, el 15 de febrero de 1864, la vieja y decrépita empresa de cervezas Hoviberg.

gerard_adriaan

Gerard era un joven sin experiencia ni conocimientos sobre la elaboración de la cerveza. La fábrica que acababa de comprar perdía dinero y además nadie bebía cerveza en Amsterdam, preferían la corrosiva ginebra holandesa. Pero Gerard no era un hombre cualquiera y así lo demuestra esta carta conocida como la de «Todo o Nada»

h3

Esta carta se la envió Gerard a su madre explicándola que quería el control total de la compañía que pensaba comprar (a pesar de que le ofrecieron solamente una participación de la misma), pero Gerard necesitaba el control absoluto de la empresa cervecera porque no solamente quería vender barriles de cerveza, quería cambiar la manera de beber de la nación. Para llegar a su objetivo decidió usar el proceso de fermentación baja y contratar a un alumno del mismísimo Pasteur para que trabajara en una levadura especial de cepa A, con ello aumentaron la uniformidad y la calidad de la cerveza y la demanda comenzó a despegar. Heineken construyó más fábricas y decidió exportar a otros países.

col

Después cogería los mandos de la compañía su hijo Henry Pierre Heineken fue el precursor de mantener la calidad de la cerveza en cualquier parte del mundo. pierreCuando Henri fue nombrado director de la compañía en 1914 la marca ya había ganado prestigiosos premios internacionales y era apreciada por expertos en cerveza de muchos países europeos. Cuando Henry dejó su puesto en 1940 la marca había llegado a Extremo Oriente, Oriente Medio y África, de hecho, el 11 de abril de 1933, tres días después de que se terminara la ley seca en Estados Unidos llegó al puerto de Nueva York el primer barco cargado de cajas y barriles de cerveza Heineken. Sería la primera cerveza de importación que tomaran los americanos después de la prohibición y aún sigue siendo la primera cerveza de importación en Estados Unidos.

Henry pasará a la historia como un hombre que además de continuar con la tradición cervecera de la familia fomentó el bienestar de sus empleados. A Henry le llamaban el «cervecero rojo» por su dedicación a los derechos de los trabajadores de su empresa. Los empleados de Heineken, sus viudas y sus huérfanos recibieron pensiones y durante la depresión de los años 30 ninguno de sus trabajadores fue despedido.

El siguiente en la historia de esta empresa familiar sería el hijo de Henry: Alfred Henry Heineken, bautizado como «Fredy».

freddy

Cuando le llegó el momento de hacerse cargo del legado descubrió que a causa del trauma de la Segunda Guerra Mundial y a cambios en las leyes sobre impuestos la empresa ya no pertenecía exclusivamente a su familia. Fredy tenía el físico de una estrella de cine y había heredado la filosofía «Todo o Nada» de su abuelo. Decidido a devolver Heineken a su familia, poco a poco, fue comprando en secreto acciones de la empresa hasta que se hizo de nuevo con el control total. Alfred Henri Heineken supo ver la importancia del marketing y quiso marcar la línea de la empresa con la imagen que todos podemos conocer.  Hoy en día esa cerveza con el logo con la estrella roja sobre fondo verde se consume en mas de 70 países en todo el planeta.

En la actualidad, la compañía esta presidida por la hija de Fredy, Charlene de Carvalho-Heineken, considerada como una de las mujeres más ricas de Gran Bretaña.

Charlene de Carvalho-Heineken

Los ingredientes de la cerveza Heineken:

Solamente son cuatro los ingredientes que lleva la famosa cerveza: Agua, Cebada, Lúpulo y Levadura A

barriles

AGUA: Tiene gran importancia para la elaboración de la cerveza, de hecho, el 95 % de la mezcla es agua. En Heineken tienen sus propias plantas de purificación de agua.

CEBADA: La cebada de Heineken se recoge en Francia.Lo primero que hacen es «maltear» la cebada. Para ello, las semillas de cebada se sumergen en agua hasta que germinan. Una vez germinadas, se tuestan. El tueste cambia el color de la cáscara de la cebada, que afecta en gran medida al color final de la cerveza. El malteado también convierte el almidón en azúcar.

LÚPULO: Lo traen de Alemania y de la República Checa. Una planta de Lúpulo puede crecer hasta 30 centímetros al día y llegar a medir 8 metros. La función principal del lúpulo es dar a la cerveza su característico sabor amargo y su aroma. El lúpulo ayuda también a producir una espuma consistente.

LEVADURA «A»: La levadura convierte los azúcares en alcohol y en dióxido de Carbono. La levadura de Heineken se guarda bajo llave en la fábrica principal de Zoeterwoude, y se extrae pequeñas porciones que e envían a todas las fábricas de la marca en el mundo. En Heineken llevan más de 100 años  usando el mismo tipo de levadura, que proporciona a la cerveza su sabor uniforme y fresco.

La antigua sala de elaboración:

sala

En estos recipientes de cobre se elaboraba la famosa cerveza. Aquí la cerveza se maceraba, se elaboraba, se filtraba, se cocía y se fermentaba y filtraba. Todo el proceso llevaba unas tres semanas.

Degustación:

Una vez terminada la visita llegó la degustación. En pequeños vasos se cata la cerveza centrándose en el color, la espuma, el aroma y el sabor.

ce Collage

Después hay muchas actividades divertidas que se pueden realizar, desde grabar vídeos con coreografías divertidas, a hacer de disc jockey o a aprender a tirar la cerveza.

disc

También se podía personalizar una botella de cerveza con tu nombre y Planeta en Conserva ya tiene la suya…

bier

yo Collage

MUSEO HEINEKEN AMSTERDAM

Localización: Calle Stadhouderskade, 78 (Amsterdam)

Horario de visita: Todos los días: de 11:00 a 19:00 horas. (Venta de entradas hasta las 17:30 horas).

Cerrado: 1 de enero, 30 de abril, 25de diciembre y 26 de diciembre.

Precio: Adultos: 17 €. Menores de 15 años: 13 €.

Transporte: Tranvía, líneas 7, 10, 16, 24, 25 y 78.

marca collage

 

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email