«Apericuentos Tapeando historias» Son una colección de 40 relatos cortos gastronómicos que se toman en bocados pequeños, como las tapas que protagonizan este segundo libro de la serie Apericuentos, cuentos e historias cortas para tomar durante el aperitivo y que ha escrito Alba García. La autora nos pidió escribir un artículo para Planeta en Conserva, ésta es su historia…

Texto: Alba García 

Hace poco ha sido el día mundial del Aperitivo, gracias a que una conocida marca de patatas impulsó un petición para conseguir una celebración para esta costumbre tan nuestra y con una antigua tradición.

Existen diversas teorías acerca del origen de la palabra tapa en España. La más aceptada es la que dice que Alfonso XIII pidió algo de beber en una taberna de Cádiz. Para que la brisa no le metiera arena en su copa, el camarero le colocó una loncha de jamón sobre ella. Cuando pidió otra consumición, la pidió «con tapa».

Para celebrar este origen de la tapa nos vamos de la mano de los Apericuentos a tapear por seis bares de la provincia de Cádiz de la mano de los personajes que aparecen en los relatos de este libro que nos descubre 40 tapas y bares de la geografía española.

¿Nos acompañas?

apericuentos mapa

Tere ha quedado con su amiga Marga en el bar León, en San Fernando. Marga está viviendo una crisis existencial, por eso no hay nada mejor que una tapa de tortillita de camarones y una copa de manzanilla para encontrar la solución perfecta a todos sus problemas.

De un plan perfecto nos vamos a otro que empezó tan ricamente con unas gambas al pil pil en casa Balbino, en Sanlúcar de Barrameda, pero que acabó en una pesadilla de traiciones e infidelidad. Al menos a la protagonista de esta historia, siempre le quedará el marisco fresco de esta localidad gaditana.

A la tierra del viento llegamos para descubrir como una pandilla de amigos jubilados disfrutan como niños comiendo unas albóndigas de atún en el bar El Melli, en Tarifa, para coger fuerzas para el plan que tienen en mente.

Y de la locura nos vamos hasta Puerto Real, de la mano de una limpiadora que se cree el mismísimo Cupido. Eso sí, una celestina gaditana que mata por las almejas al vino de el bar El dorado.

Lástima que esta mujer no pudiera meter mano a la pareja entre una gaditana que se enamora de un sevillano, pero que ni los chicharrones de Casa Manteca consiguen que el amor funcione.

Terminamos esta ruta de tapeo con una diplomática de Algeciras que hace balance de su vida, recorriendo varios escenarios de su infancia, mientras engulle los montaditos de hígado de el bar Te diré, el vino de la Venencia y los quesos de Las Duelas.

apericuentos libro

Si se te ha hecho la boca agua con esta ruta de tapas gaditanas, descubre el resto de las historias y bares en el libro Apericuentos 2. Tapeando historias

Print Friendly, PDF & Email