Visita a la bodega Pago de Carraovejas…

En la actualidad la bodega Pago de Carraovejas se ha situado entre una de las más importantes de la Denominación de Origen Ribera del Duero. Pasear por sus modernas instalaciones y recorrer sus viñedos, es un auténtico lujo para los que amamos el vino. La bodega está dirigida con acierto por Pedro, el hijo del famoso hostelero José María Ruiz. Un psicólogo que lo dejó todo para ponerse al frente de todo este proyecto que no se para en la elaboración de vino, también encontramos restauración y muy pronto también hotel en una empresa que no para de crecer. Pero no siempre ha sido todo sencillo, la historia de esta emblemática bodega comienza en los años 70…

viñas-pago-de-carraovejas-planeta-en-conserva

Esa es la fecha en la que José María Ruiz, por aquel entonces un joven segoviano lleno de inquietudes y curiosidades y sumiller del restaurante Cándido, es llamado para representar a España en el Primer Concurso Mundial de Sumilleres, celebrado en Milán.

Por aquellos años la cultura vitivinícola de nuestro País no era muy importante y mayoritariamente nos dedicábamos al consumo del vino a granel y apenas se cuidaban los vinos. José María se quedó perplejo con el resto de delegaciones que llegaban al concurso acompañados de todo un séquito y de muchos medios…  Su participación no fue del todo mala ya que junto con su compañero “Pedraza” quedaron en un más que honroso 5º puesto en un concurso en el que participaban más de 60 países.

alberto-granados-pago-de-carraovejas

Lo más importante, en cualquier caso, no fue el resultado del concurso. Aquella experiencia supuso el inicio de la fermentación de unas ideas que comenzaron a rondar la cabeza de este inquieto joven: su deseo de poner en marcha su propio restaurante en Segovia, junto con sus propios cochinillos y con un vino elaborado por él.

El sueño se hizo realidad en 1982. José María abre su restaurante, coincide con la creación también de la Denominación de Origen Ribera de Duero y comienza a transformar el concepto de los vinos que se servían en los mesones castellanos  (Eliminó la tradicional jarra para dar lugar al vino embotellado, cuidando al máximo la temperatura y el servicio adecuado de los vinos). Su concepto de cocina también cambia incorporando productos de temporada  e incluso escabeches que muy pronto le hicieron famoso en la zona…

El siguiente paso que quería dar José María era elaborar un vino propio con su sello personal y que fuera el gran aliado del cochinillo.

En 1987 José María Ruiz encabeza un grupo de segovianos amantes del vino (entre los que se encontraban Ángel Benito director en aquel entonces del Corte Ingles de Castellana, Emilio que era el capataz de aquellas tierras y que se acaba de jubilar aunque sigue siendo socio, Carlos y Alfredo Olgueras y Tomás Postigo que comenzó con la elaboración del vino y que en 2007 abandonó el proyecto) concibiendo el proyecto de crear una bodega en una buena zona de vinos tintos. El lugar elegido fueron las laderas de Carraovejas, en Peñafiel, debido principalmente a tres motivos: El primero de ellos, por ser el gran centro histórico de los vinos de la Ribera del Duero y por ser la zona con más futuro de los vinos de España. El segundo, por su proximidad geográfica a Segovia que le permitían gestionar restaurante  y bodega de forma más sencilla. Y el tercero, y quizás más importante, porque las laderas de Carraovejas eran recordadas por los mayores del pueblo como el mejor maduradero de la Comarca y de echo comentaban que “cuando helaba en Carraovejas el resto de la zona estaba ya arrasada”.

bodega-pago-de-carraovejas-planeta-en-conserva

La importancia de la situación de los viñedos…

Sin duda la situación, el terreno y el clima tenían mucho que ver. Ubicada a tres kilómetros de Peñafiel, en la solana de los valles del río Botijas, un apéndice del valle del Duero, del que tan sólo le separan cuatro kilómetros, la finca goza de un microclima en el que se conjugan los efectos dulcificadores del Duero, los vientos dominantes del Oeste, que favorecen la buena sanidad de la uva, y la orientación Sur de sus laderas de suaves pendientes, protegidas del dañino viento del norte, así como de las heladas primaverales y otoñales. Es aquí donde se consigue lo que necesita un buen viñedo: sol y aire.

primer_brote_vinedo
Foto web Pago de Carraovejas

No había duda, su sitio era Carraovejas. Sólo había que añadir un componente de calidad y vanguardia que optimizara las favorables condiciones que a todos los niveles puede ofrecer esta zona. Sólo así se consiguió que fuera el primer vino de la Ribera del Duero con 25 % de Cabernet Sauvignon, en una época en la que el Tinto Fino era el rey absoluto. Así mismo fueron pioneros en la utilización de roble francés en la Ribera del Duero y en instalar riego por goteo en toda la finca, un sistema que permite aportar el agua necesaria, de una forma racional y específica, mejorando la calidad de la uva tinta destinada a crianzas y reservas.

Actualmente los viñedos ocupan una superficie de 170 hectáreas que han costado mucho conseguir a base de ir comprando pequeñas parcelas colindantes, una ardua tarea que llevó estrategia, sufrimiento y dinero…

La Bodega actual… 

Impresiona recorrer las instalaciones de esta moderna bodega en la que todo está construido según sus necesidades, más de 26.000 metros cuadradados, con preciosas plazas junto al edificio donde se divisan, desde el suroeste, vistas incomparables al valle y al castillo de Peñafiel.

bodega_pago_de_carraovejas
Se está construyendo la nueva zona de gestión de residuos y punto limpio en el exterior de la bodega y en el futuro se acometerán las nuevas naves agrícolas junto al viñedo, así como nuevas zonas sociales donde conocer y disfrutar en mayor profundidad del conocimiento sobre los viñedos y nuestros vinos.

El área de Elaboración:

La zona de elaboración, toda ella con temperatura constante de 14º y humedad controlada del 70%, dispone de una sala de recepción de uva, dos salas de fermentación alcohólica y maloláctica, una en depósitos de acero inoxidable y otra en tinas de roble francés, un recinto de prensas y una sala más de fermentación maloláctica en tinas de roble francés.

nave-pago-carraovejas-planeta-en-conserva

Las instalaciones se complementan con dos modernos laboratorios.

Existe, además, una cámara de refrigeración de la uva, donde se consigue que ésta llegue una temperatura de 5º antes de comenzar el proceso de elaboración.

sala-toneles-pago-carraovejas-planeta-en-conserva

El área de Crianza:

Para el proceso de crianza se construyeron diferentes áreas en la bodega. Dos salas destinadas a la crianza en Barrica. Una de ellas, singularmente llamada «Nave Escultural», una moderna construcción semienterrada donde se consigue de forma indirecta la entrada de luz natural, manteniendo a su vez los 14º de temperatura y el 70% de humedad. La otra sala contigua, alberga el resto de barricas, también a una sola altura y con las mismas condiciones controladas de temperatura y humedad.

botella-toneles-pago-carraovejas-planetas-en-conserva

Existen, además, una zona de lavado de barricas y el dormitorio de botellas con temperatura constante a 14º y una humedad controlada del 65%.

Las instalaciones se complementan con el área de expedición y el almacén de productos auxiliares o materia seca, ambos independientes entre sí y del resto de la instalación.

alberto-granados-pedro-ruiz-pago-carraojevas

Visitas a Pago de Carraovejas:

En la Bodega disponen de un programa de visitas cuyo objetivo no sólo es dar a conocer la finca y las instalaciones, sino que los visitantes vivan durante unas horas el día a día de la bodega y participen del cuidado pormenorizado de cada uno de los procesos que intervienen en la elaboración de nuestros vinos.

La experiencia comienza con un recorrido por el viñedo y las excepcionales panorámicas de sus miradores y terrazas. Después, en la bodega, se siguen los pasos del racimo a lo largo de su proceso de elaboración, comenzando por la zona de recepción o entrada de uva y pasando por las salas de fermentación alcohólica y maloláctica para llegar al conjunto de salas de crianza, destacando la singular sala escultural con luz natural indirecta.

Foto de Hola.com
Foto de Hola.com

A continuación se visitan la zonas de embotellado, el dormitorio de botellas y para finalizar las instalaciones del área social. Durante el paseo se descubre como nació Pago de Carraovejas y todos y cada uno de sus procesos de elaboración, en los que se presta especial atención a los pequeños detalles y a todo aquello que otorga a nuestros vinos de esa gran personalidad.

asado-pago-carraovejas-planeta-en-conserva

En el transcurso de la visita se degusta una selección de nuestros vinos, acompañados por de la propuesta gastronómica elaborada por el Restaurante José María.

PINCHA AQUÍ para reservar

Los vinos actuales:

vinos-pago-carraovejas

Crianza 2013. Elaborado con las variedades de uva: Tinto Fino (83%), Cabernet Sauvignon (12%) y Merlot (5%).

Reserva 2012. Elaborado con las variedades de uva: Tinto Fino (76%) y Cabernet Sauvignon (16%) %) y Merlot (8%).

El Anejón 2011. Elaborado con las variedades de uva: Tinto Fino (91%), Cabernet Sauvignon (4%) y Merlot (5%).

El Anejón 2010. Elaborado con las variedades de uva: Tinto Fino (94%), Cabernet Sauvignon (3%) y Merlot (3%).

El Anejón 2009. Elaborado con: Tinto Fino (93%), Cabernet Sauvignon (6%) y Merlot (1%)

Cuesta de las Liebres Vendimia Selecionada 2011. Elaborado con las variedades de uva: Tinto Fino (100%).

 

PINCHA AQUÍ para más información de la Bodega PAGO DE CARRAOVEJAS

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta


*