Un paseo gastronómico por Nápoles de la mano del escritor Eric Frattini…

Por Eric Frattini…

fra1

Johann Wolfgang von Goethe, en su famoso Viaje a Italia, dijo tras visitar la ruinas de Pompeya, «Vedi Napoli e poi muori» (ves Nápoles y después mueres). Aunque no se sabe bien si la frase es del genio poeta alemán, lo cierto es que en parte tenía razón. Nápoles, podríamos decir que es la ciudad de las dos caras.

napoEs la ciudad caótica, esquizofrénica, amigable, escenario del placer, católica, maradonista, templo de la gastronomía y amante de la vida. Y su otra cara más oscura, la ciudad de la basura, el caos circulatorio, la Camorra y ‘amante de la muerte’, como la definió el periodista Roberto Saviano, en su Gomorra. Pero siempre se ha dicho que Nápoles y su provincia es una corona cuyas joyas se esparcen a lo largo y ancho de la costa Amalfitana. Palacios como los de Capo di Monte, un bellísimo palacio que domina la ciudad,  o el de Caserta, y que podría considerarse como uno de los más ricos del mundo comparado con Aranjuez, San Ildefonso o Versalles. Ciudades donde refugiarse en invierno y huir en verano, como Capua, la ciudad donde se inició la rebelión del esclavo Espartaco, Positano, las Villas de Cicerón, de Hortensio, de Mario, de Pompeyo, el puerto de Baia, Bauli o Cumas, el promontorio Miseno y finalmente Pompeya, Paestum o Herculano, todas ello siempre vigilado por el temible ojo del Vesubio y que en el año 79 d.C, una furiosa erupción, la primera que se halla descrita por los cronistas, y la misma en la que murió Plinio el mayor… entró la lava y la sepultó entera. A muchos de sus ciudadanos no les dio tiempo ni a levantarse de su lecho.

Así quedó durante siglos, hasta que en el año 1711 construyéndose una casa de campo el duque Emmanuel Maurice de Elbeuf, general al servicio del emperador José I, se hallaron tantas columnas, estatuas y antigüedades que causaría una gran impresión a los eruditos de la época, y se empezó a decir que aquellos eran residuos de la antigua Herculano. Cualquier centímetro que excaves en Nápoles podrías encontrarte un resto arqueológico, motivo por el cual la construcción de su transporte suburbano lleva ya catorce años desde que se iniciaran las obras, aunque los rumori aseguran que la mano del poderoso clan Mazarella, podría estar detrás de estos retrasos.

fra7

 

Pero no les voy a hablar de arte, ni de volcanes, ni de mafia. Les voy a hablar de mis rincones gastronómicos napolitanos favoritos, aquellos donde esa particular especie que suele circular por los países sin que los países pasen por ellos (turistas), entren o por miedo a lo desconocido o sencillamente porque en ellos no sirven la tradicional hamburguesa.

El primero de ellos sería nada más y nada menos que el Brandi, Antica Pizzeria e Ristorante della Regina d’Italia y abierta en 1780. Brandi famosa Pizza MargaritaCuenta la historia que en 1889 el maestro pizzaiolo Raffaelle Esposito y su esposa Maria Giovanna Brandi, fueron invitados a palacio por Su Majestad la Reina Margarita de Saboya. En honor a ella, Esposito comenzó a hacer una pizza con los colores de Italia, blanco (mozzarella) y rojo (tomate). Cuando se la presentó a la reina, Margarita preguntó al pizzaiolo: –«¿Y el verde?»-, a lo que Raffaelle Esposito agarró unas hojas de albahaca (verde) y las arrojó sobre la pizza caliente, creando así la famosa pizza Margarita.

Brandi Su famosa Pizza Margarita

 

Si tienes más hambre, te recomiendo unos Rigatoni con Gambas. Maravillosos. Y el marisco es del día.

Brandi Rigatoni con Gambas

 

PIZZERIA BRANDI

Dirección: Salita S. Anna di Palazzo, 1-2, esq Via Chiaia

Teléfono: +39 081 416928

WEB PIZZERIA BRANDI

El segundo lugar donde podrás comer, siempre y cuando no hables mal del ‘Pelusa’ Maradona y mucho menos de Benítez, Reina, Higuain o Callejón, es en Lo Scoglio di Frisio.

Lo Scoglio di Frisio

Mario, su alegre propietario era un antiguo cocinero de buques mercantes y trasatlánticos, y que un buen día se cansó de surcar los mares de la vida y se instaló en Nápoles junto a una ‘piel dulce’ de 20 años con la que olvidar los desengaños, como decía Serrat, y dar de comer en tierra a todos los viajeros que tengamos ganas de buena gastronomía y ganas de hablar de viajes. Sin duda recomendaría la Lasaña con cigalas de Mario…

Lo Scoglio di Frisio Lasaña de cigalas

LO SCOGLIO DI FRISIO

Dirección: Via Mergellina 1

Teléfono: +39 081 668385

WEB LO SCOGLIO DI FRISIO 

El tercer templo de la gastronomía que recomendaría sería la Pizzeria Luigi Mattozzi e Figli, Mattozzi puerta del restaurante(no confundir con el Ristorante Mattozzi de la Piazza della Carità, 100% llena de turistas y menor calidad o con Mattozzi L’Europeo Pizzeria en
Via Marchese Campodisola, famosa también, pero lleno de turistas, principalmente estadounidenses). De cualquier forma, todos los propietarios son familia y descendentes del maestro Antonio Mattozzi. Desde 1852, la familia Mattozzi, Luigi, y ahora en manos de sus hijos Eugenio y Giuseppe (Pippo), dan maravillosamente de comer a los viajeros (pocos) y a los napolitanos (todos). Sin duda recomendaría para empezar una buena mozzarella de Búfala servida con pequeños, sabrosos y dulces pomodorinos y de segundo, una pizza Margarita (maravillosa) o unos buenos espaguetis a la Vongole. Aquí suelen venir a cenar los artistas desde el cercano Teatro San Carlo, uno de los mayores templos de la ópera de todo el mundo.

Mattozzi Espaguetis alla Vongole

 

Mattozzi y sus famosas mozzarellas

RISTORANTE PIZZERIA LUIGI MATTOZZI E FIGLI

Dirección: Via Gaetano Filangieri 16

Teléfono: +39 081 416378

 

El cuarto templo gastronómico napolitano seria el Tandem. Tandem entrada al restauranteLa especialidad de este pequeño y barato restaurante de tan sólo seis mesas es el Ragù (o Raù, en napolitano), en todos sus aspectos. Preparado al más puro estilo tradicional napolitano, tal y como aún siguen cocinándolo a fuego lento durante horas, come cucinava mammà a sus hijos para el almuerzo del domingo.

El ragù de Tandem esta preparado a base de caza, ternera, cordero y carne picada de cerdo. Puedes comerlo sencillamente en una cazuela de barro y con pan de miga o acompañado de unos buenos Rigatoni. Si no te decides con que pasta acompañarlos, la camarera te enseñará en un estuche todos los tipos de pasta con la que acompañar tu Ragù. Si estás cansado de explorar las estrechas calles del casco antiguo de la ciudad, no dejes de coger fuerzas con una cazuela de Ragù y una hogaza de pan a 1 € (si, has leído bien…).

Tandem Pasta al ragú, el mejor de Nápoles

 

RESTAURANTE TANDEM

Dirección: Via Giovanni Paladino 16

Teléfono: +39 081 19002468

WEB TANDEM 

 

Para acabar esta gira gastronómica, mi recomendación sería un buen paseo para bajar calorías y un buen helado por el centro de la ciudad. Hay heladerías en todas las calles de Nápoles

Helado napolitano

y por supuesto terminar con un buen café macchiato o café alla nocciola, en el lujoso y centenario Gran Caffé Gambrinus. Gambrinus interior 2Inaugurado en 1860, por el empresario Vincenzo Apuzzo, rápidamente se convirtió en el centro social de la ciudad. Por sus salones y terraza pasaron personajes de la cultura como Gabriele D’Annunzio, Totò, Peppino De Filippo, Ernest Hemingway, Oscar Wilde, Jean Paul Sartre, la mayor parte de los políticos italianos y no italianos como el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton, que suele visitar la ciudad al menos una vez al año. Desde su terraza uno puede admirar la fachada del Gran Teatro San Carlo, con la música de la orquesta del café como sonido de fondo. Y si encima tiene suerte y consigue entradas, cruce, entre en el San Carlo y desde un palco, escuche una buena ópera (de Puccini o Verdi, a ser posible) o un ballet como el ‘Giselle’. Sin duda agradecerá esta recomendación…

Gambrinus Un macchiato para resucitar 

GRAN CAFFÈ GAMBRINUS

Dirección: Via Chiaia 1

Teléfono: +39 081 417582

WEB CAFFÈ GAMBRINUS

 

ERIC FRATTINI (Lima, 1963) Es autor de una veintena de ensayos tras ser corresponsal en Oriente Medio Durante esta etapa residió en Beirut (Líbano) y Jerusalén (Israel). Eric Frattini 2 bajaEntre sus obras se encuentran Osama bin Laden, la espada de Alá (2001); Mafia S.A. 100 Años de Cosa Nostra (2002); Secretos Vaticanos (2003); La Santa Alianza, cinco siglos de espionaje vaticano (2004); ONU, historia de la corrupción (2005); CIA, Joyas de Familia (2008); Mossad, La ira de Israel (2009), Los Papas y el Sexo (2010) o la tetralogía sobre la historia de los más famosos servicios de espionaje (CIA, KGB, Mossad y MI6). Su obra ha sido traducida a diferentes idiomas y editada en cuarenta y siete países. Frattini ha sido director y guionista de casi una veintena de documentales de investigación para las principales cadenas de televisiones españolas y colabora asiduamente en diferentes programas de radio y televisión. Ha dado diversos cursos y conferencias sobre seguridad y terrorismo islámico a diferentes fuerzas policiales, de seguridad e inteligencia de España, Gran Bretaña, Portugal, Rumania o Estados Unidos. Sus tres novelas ‘El Quinto Mandamiento’, ‘El Laberinto de Agua’ y ‘El Oro de Mefisto’ publicadas por Espasa Calpe, han sido traducidas en diversos países.

TWITTER ERIC FRATTINI

FACEBOOK ERIC FRATTINI

WEB ERIC FRATTINI

ej_01x04a

Print Friendly, PDF & Email

One Comments

  • Eric Frattini

    3 diciembre, 2013

    y así y todo no engordé ni un kilo… jajajajajaja

    Reply

Deja un comentario


*