«Aires nuevos» para la Taberna «El Mollete» ahora con Juan Pozuelo…

Hacía mucho tiempo que no visitaba esta pequeña taberna. Era punto de reunión habitual cuando habías quedado a comer un cocido en La Bola, la mítica taberna centenaria situada justo enfrente. Ahora merece una visita especial. Ha cambiado de dueño y mi amigo el chef Juan Pozuelo se ha hecho cargo de ella junto con otros socios (entre ellos Mara, su vecina de enfrente en La Bola). Me encanta volver a encontrar un local donde poder degustar la cocina de Pozuelo, cocina de raíces, pegada al producto y a la tradición, pero siempre con su «toque»…

Algo de historia…

Esta taberna está ubicada en el local que hace muchos, pero muchos años, era una carbonería perteneciente al marqués de Florida Blanca, ministro del rey Carlos III. Se cuenta que llegó a estar entre estas paredes oculta la reliquia de San Pantaleón y que aquí se produjo su primera licuación. Que llegó a pertenecer a Luis Candelas que antes de ser ajusticiado se la cedió a su buen amigo Vicent Mollet a quien el famoso bandido le llamaba «Mollete» de ahí el nombre de la Taberna.

En la actualidad…

Desde hace unas semanas esta antigua taberna la regenta el chef Juan Pozuelo junto a otros socios y al nombre de El Mollete le acompaña el «by Harry & Sally» haciendo homenaje al Sandwich de Pastrami (aquí lo hacen artesano) que la protagonista se toma en la película. El local donde encontramos El Mollete no es generoso en metros cuadrados. Encontramos dos plantas, en la de abajo una pequeña barra donde poder tapear y arriba 4 mesitas algo justas pero de visita obligada, con una carta donde destacan los platos de «toda la vida» y una carta muy «apañada» de vinos, cerveza y vermut artesanos…

Para comenzar una cerveza artesana acompañada de una Gilda, algo que aunque parezca vasco es un aperitivo que los madrileños ya lo hemos adoptado como propio…

Se puede seguir con alguna conserva o con los platos «de huerta» como la Ensaladilla de Patata y Gamba (9,5 €) aliñada con Aceite de Oliva Virgen Extra y Sal y que culminan con la mayonesa y un Salmón que ellos mismos confitan, ideal maridarla por ejemplo con su Vermut artesano…

El Tomate y Huevo como en mi pueblo (9,75 €), es uno de mis platos favoritos. Se mezcla estos dos «humildes» productos y surge todo un platazo… ¡A pedirse pan y a mojar!

Y me ha faltado probar otros platos de la carta como el Pisto Manchego «El Mollete» con Huevo «poché» (10,50 €), las Alcachofas confitadas con Huevo «poché» (13,50 €) o las Setas Estofadas y Huevo de Corral (12,50 €).

En la carta de vinos encontramos algunas reseñas modernas, no es muy amplia pero hay cosas interesantes como esta garnacha «Con Viento Fresco 2016» de Toledo. En este vino se ha querido hacer un guiño a las elaboraciones tradicionales, eligiendo la mejor partida de vino «fresco» y reservándolo para su maduración en depósito sin pasar por barrica (20%), el resto del vino pasa a barricas de roble francés de 300 litros usadas, donde ha permanecido durante 10 meses. La mezcla final del vino envejecido en barrica y madurado en depósito, pone en nuestras copas un vino alegre, elegante, fácil de beber pero que hace volar nuestra imaginación, en definitiva, un soplo de aire fresco en nuestro paladar. (texto Tierra Vinoteca)

También en la carta hay un apartado que lo han bautizado como «con un par de Huevos«… en el que encontramos varias Tortillas de Patata realmente exquisitas, tenemos la tradicional (8 €) la Tortilla española con Picadillo de Tomate y Ajo (10 €) que es la que probé y que me resultó que el tomate le aportaba una buena frescura a la tortilla…

la Tortilla española con Callos (12 €) o los Huevos de Corral con Patatas al montón (9,5 €). Entre los platos «más castizos» encontramos los Callos a la madrileña (12 €) que Juan los cocina como nadie, son una auténtica delicia que no hay que perderse…

o los Garbanzos con Callos (12 €). Entre los platos «principales» pescados como el Solomillo de Salmón marinado en «casa» (12 €), los Calamares a la marinera (14 €), los Chipirones en su tinta (13 €) las colitas de Langostino trigre al Ajillo (13 ), en carnes encontramos el Lomo de Vaca madurada fileteado (300 gr.) con Pimientos de Piquillo (24 €), la Carrillera ibérica cocinada a baja temperatura con vino oloroso, con un sofrito de Tomate y Cebolla y termina con unas Patatas fritas y Ensalada (12,75 €)…

o el Pollo de Corral en Chilindrón de Tomate en rama (12 €). Otro de los platos que no hay que perderse es el Pastrami que aquí elaboran ellos, de hecho como os contaba la taberna la han bautizado como «El Mollete by Harry and Sally» haciendo homenaje al famoso Sandwich de Pastrami de la peli. ¡Todo un orgasmo!

Hay que intentar dejarse «hueco» para el postre porque sorprenden mucho… riquísimas estas Fresas con Nata Batida y Mascarpone (5,75 €)

O el Boniato Asado… En la carta también encontramos: Tartas artesanas, Arroz con Leche o Trufas de Chocolate, todos 5,75 €

Aunque la taberna es pequeña bien merece una visita, por descubrir la gastronomía del chef Juan Pozuelo y además porque calidad / precio es más que competitivo…

¡No te lo pienses! Su deliciosa Ensaladilla te está esperando…

EL MOLLETE BY HARRY & SALLY

Dirección: Calle de la Bola, 4

Zona: Centro (Madrid)

Teléfono: 915 477 820

WEB EL MOLLETE

 

 

Print Friendly, PDF & Email

One Comments

  • alvaro

    4 marzo, 2019

    Algo de historia… en la imaginación de Tomás el anterior propietario. Sí fue una carbonería pero que pertenecía a la familia Verdasco, propietarios de la Taberna La Bola y ancestros del tenista Fernando Verdasco. Lo de Floridablanca, Luis Candelas, la reliquia, fue sólo una broma de Tomás. Se llamaba el mollete por el bollo de pan antequerano, y fue bautizada así cuando cambió de carbonería a bar en los años 80.
    Todo lo cual no le resta mérito alguno a lo bien que se comía y supongo se sigue comiendo allí.

    Reply

Responder a alvaro Cancelar respuesta


*