El «otro» San Sebastián Gastronómika… (Primer día)

El lunes comenzó uno de los congresos gastronómicos más importantes del mundo: San Sebastián Gastronómika. Este año, al igual que el pasado, lo estoy viviendo con intensidad porque me ha tocado ser parte del equipo durante los cinco días de Congreso. La crónica de todas las ponencias las podéis seguir a través de la página web oficial pero yo os voy a dar una crónica más personal y con algunas actividades que estamos disfrutando los periodistas y que no aparecen en la crónica oficial… ¿Comenzamos?

Habitualmente este congreso se celebraba en el Palacio del Kursaal donde acudían unos centenares de congresistas a seguir en directo las ponencias que se ofrecían desde el escenario. Este año, la pandemia de Covid que tenemos en nuestro País, ha sido la causa de que se haya tenido que «reinventar» el congreso y aunque se realizan actividades en directo con chefs y ponentes, la mayoría de los congresistas lo siguen a través del ordenador, nada más y nada menos que más de 17.000 desde más de 50 países.

En esta primera jornada a mí me tocó estar de comentarista en el plató central desde el que se dan paso a todas las actividades, era un lujo poder estar detrás de las cámaras viendo ese «arranque» de esta edición…

Y luego, junto a Alberto Luchini de Metropoli, seguir las ponencias en directo e irlas comentando…

Al medio día tocaba ir a visitar la Sidrería Lizeaga Sagardotegia, muy cerca de Hernani (donde se encontraba el plató) a probar un auténtico menú de Sidrería. Las sidrerías vascas son locales informales que suelen girar en torno a la sidra (la reina del menú) y en todas, o casi todas, encontramos el «lagar» donde se elabora y conserva la Sidra que cada temporada acompaña ese menú. Mesas y bancos de madera acogen a los comensales y un menú que suele ser el mismo en todas las sidrerías, se comienza con un pintxo de Chorizo a la sidra, a continuación la Tortilla de Bacalao, el Bacalao al horno, la Chuleta a la brasa y de postre Queso y Membrillo y para los más golosos Tejas y Cigarrillos. Es fundamental acompañar durante toda la comida con la sidra del año. Habitualmente los comensales se levantan a servirse su sidra, aunque ahora en estos tiempos de Covid se sirve en mesa. Una manera informal de comer y a un precio bastante democrático (entre unos 30 y 40 Euros).

la tarde se quedaba perfecta para el paseo, para mí no hay nada mejor que esos días soleados en Donosti ideales para un paseo por la playa…

Y todo listo para la cena de la noche, un homenaje gastronómico, a cargo de Ángel León y Eneko Atxa en su restaurante Azurmendi (3* Michelin), un «cuatro manos» en el que se juntaron sus 8 Estrellas Michelin.

Un menú donde podíamos disfrutar de alguno de los platos más famosos de los chefs…

Unos impresionantes aperitivos, visualmente fascinantes, pequeños bocados que te inundaban las pupilas de diferentes sabores y texturas…

Una gran cantidad de platos a cada cual más ricos aunque me quedaría con dos de ellos, por un lado las Pochas y Anguila de Eneko, con una delicadeza fascinante y con la Anguila como protagonista, uno de mis productos favoritos…

Y por el otro el Jarrete de Almadraba de Ángel León, me parece impresionante como se ha conseguido emular un jarrete carnívoro con la cola del Atún, un trabajo de investigación que hay que valorar y un plato que fuera de Aponiente es difícil de encontrar…

Una cena para el recuerdo, compartiendo mesa con buenos amigos como Sacha, Xavier Agulló o Alberto Luchini…

Una jornada muy larga e intensa pero que me ha encantado poder vivir… Hasta mañana!!!

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta