Restaurante Seis Ocho (Madrid).

Cuando conocí a Begoña Fraire (la dueña de Seis Ocho) me llamó la atención la seguridad y la pasión con la que hablaba de su local y de su trabajo como creadora de un concepto, que poco a poco se va consolidando. Una vez conocido su restaurante tengo que decir que no me extraña que le ponga entusiasmo porque la oferta gastronómica que tiene es realmente extraordinaria.

seisocho2

Yo le pregunté las diferencias de su restaurante con otros y lo primero que me soltó entre risas fue: “¡La ubicación! Estamos en un sitio algo lejano, pero también el amor que le ponemos a la cocina, aquí queremos que te sientas como en casa y no en un restaurante al uso”.

Begoña tiene algunas singularidades en su carta: “Trabajamos con animales que no son estabulados, todos provienen de la dehesa. Yo soy una gran activista contra el maltrato animal y no me gusta que a los animales se les maltrate hasta que lleguen a nuestra mesa. Aquí utilizamos carnes de animales que hayan estado en libertad, las vacas en la granja, los cerdos en el barro y los pollitos corriendo”.

El caso de Begoña es un caso atípico dentro de la gastronomía porque ella proviene del mundo de la moda y las pasarelas “Lo de la moda ha sido algo anecdótico en mi vida, nunca pensé dedicarme a la moda, de hecho en cuanto pude me dediqué a lo que verdaderamente me gusta: la cocina”.

Pero obviamente ese tiempo entre creadores, diseñadores o estilistas ha dejado huella en ella: “Son diez años en la moda y el diseño al final lo terminas llevando a la vajilla, a la ropa (de hecho visten de Ion Fiz) o a las paredes del local, esta arquitectura del local no la encuentras en otros restaurantes con graffiti de siete metros, las paredes vistas… Esto es el resultado de mis diez años en la moda y por supuesto de mis viajes, aquí también se pueden apreciar influencias neoyorkinas o londinenses”.

seisocho

Begoña preparó su “mesa de oficina” para unos cuantos amigos, comidauna enorme mesa de madera que ella diseñó y que guarda para ocasiones especiales. En torno a sus platos nos juntamos Juan Pozuelo, Trifón, Eric Frattini, Fernando Mendieta y un servidor. Allí comenzaron a llegar platos realmente sorprendentes…

Por ejemplo: Unas “falsas” tortillitas de camarones hechas con bacalao, gambas y perejil (6 ud. 13 €), muy finas, con una textura perfecta y muy ricas.

tortillitas

Después pasamos a un Salmorejo Negro y Mousse de Queso de Cabra (12 €),salmorejo realmente sorprendente. Juntar la mousse con la salsa de salmorejo era un gran matrimonio, aunque Pozuelo apuntó que a lo mejor hacer el salmorejo un pelín más espeso podría mejorar el plato (eso ya era opinión de muy experto porque a mí me pareció muy bueno).

 

 

Le siguió una ensalada muy refrescante con endivias y frutas y uno de los platos para mí más sorprendentes: el Lomo de Lubina con Ensalada de Brócoli, Coliflor y Emulsión de Miso Blanco (22 €) Y de verdad que hacía tiempo que no disfrutaba tanto con un menú.

ensalada

Y seguimos probando platos: el Salmón Macerado al Horno con Bizcocho Salado, Salsa de Tomillo y Espárragos Tiernos (20 €) y el Flamenquín Crujiente de Ternera, Queso y Foie (24 €).

collage

Ahora que lo veo todo escrito no sé ni como llegamos al postre… Pero probamos el Bizcocho Templado Rojo con Helado (7 €) y la Tarta Vintage de Galleta, Natilla y Chocolate con Potito de Frutas (7 €) una increíble forma de llegar al final de una apasionante comida.

postres

No quiero “tirar” más flores a Begoña pero desde luego el Seis Ocho va a estar entre mis restaurantes favoritos. ¡Por cierto! El vino lo eligieron entre Begoña y Fernando Mendieta y nos pusieron un vino chileno realmente excepcional: un Tabalí Reserva Pinot-Noir 2011.

Y si lo que te apetece es picar algo informal, en el Gastrobar, tienen una oferta muy variada de platos que estoy deseando probar como: La ensalada de Espinacas Baby, Queso Ricota, Foie de Pato y Chutney de Manzana (11 €), El “Mix” de Croquetas Variadas: 2/ud Risotto de Foie y Pasas, Atún, Coco y Curry, Morcilla y Queso de Cabra o

Revuelto de Txipirón Sellado en su Tinta (12 €); Revuelto de Habitas y Salmón Macerado en Casa (12 €) o lo que llaman: Nuestras Latitas de Conservas Hechas Aquí: Atún Rojo con Tomillo y Romero (4,50 €) Pimientos Asados y Ventresca de Bonito (2,50 €); Boquerón Macerado en Vinagre Balsámico y Polvo de Parmesano (2,50 €) y un largo etcétera de platos apetecibles.

 

Tipo de cocina: Autor con producto de mercado.

La casa recomienda: Salmorejo Negro y Mousse de Queso de Cabra, el Lomo de Lubina con Ensalada de Brócoli, Coliflor y Emulsión de Miso Blanco y el Salmón Macerado al Horno con Bizcocho Salado, Salsa de Tomillo y Espárragos Tiernos.

Dirección: calle Albasanz, 68

Teléfono: 91 327 36 07

Horario: De Lunes a sábado de 13:00 a 16:00 y 20:30 a 23:00. Cerrado domingos todo el día y lunes y martes por la noche.

Municipio: Simancas.

Precio: a partir de 30 €.

www.restauranteseisocho.es

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario


*