Restaurante Noi, el italiano del que todo el mundo habla en Madrid…

Al fin el chef Gianni Pinto ha conseguido el sueño de su vida, dar rienda suelta a su imaginación y a su creatividad en un precioso restaurante en Madrid, otra de las aperturas del grupo El Pradal que dirige José Antonio Eugercios y que cuenta con otros locales como El Pradal, La Casita de El Pradal, Dogma o El Clásico, y con otros tantos proyectos pendientes, que serán realidad en los próximos meses. Esta nueva aventura la han bautizado como Noi (Nosotros en español), un local donde poder disfrutar de una buena cocina italiana creativa y con un gran producto que muy pronto ha activado la curiosidad de muchos madrileños deseosos de una buena cocina italiana en la ciudad…

Y Gianni no comienza este camino de cualquier manera, un precioso local en la calle Recoletos, es su «cuartel general», una bonita y confortable decoración y muchos «metros cuadrados» para dar lo mejor de sí mismo, paredes verdes y rojas le confieren al local un aspecto elegante y confortable…

Como ellos mismos dicen: «NOI es un viaje emocional del norte al sur de Italia, en el que el cliente vivirá una experiencia de contraste y maridaje que le despertarán recuerdos y acompañarán en un recorrido gastronómico sensible y contemporáneo. Los platos se comen primero con los ojos, luego con la cabeza, y finalmente con los otros sentidos. En NOI no queremos asustar al cliente con platos difíciles de entender, ni perdernos en conceptualismos abstractos que alejen a nuestros invitados de la realidad. Al contrario, queremos que nuestros clientes tengan la sensación de que nuestros platos pueden repetirlos en casa, creando así un contacto directo con nuestro espacio gastronómico. En NOI respondemos a la curiosidad del cliente por conocer nuestras propuestas gastronómicas. Es más, le sugerimos: “si usted quiere, le digo la receta”.

Buen equipo de sala (con  el sumiller Gabriel Medina y Gabriele Manzuto) y de cocina (con Javier Gassibe) al que he podido ver a pleno rendimiento desde una situación privilegiada, una mesa frente a la cocina vista. Una auténtica experiencia gastro divertida.

La aventura gastronómica comenzó con un buen vino un Trentino Doc 2018 de la Bodega Mastri Vernacoli elaborado con uva de la variedad Pinot Grigio. Un blanco refrescante con toques minerales, no muy intenso pero perfecto para comenzar…

La carta está repleta de platos apetecibles, nosotros nos pusimos en las manos del chef y estos fueron los que probamos, comenzando con un apertivo de Calabacín donde se nota la delicadeza que Gianni aporta a cada plato…

A continuación el Carpaccio de Atún rojo y Sandía con salsa de Vitel Toné (15 €). Un Carpaccio pensado como un Vitello Tonnato pero en vez de la carne le ponen Ventresca de Atún y hacen un juego de texturas con la Sandia asada, por debajo le ponen salsa de Vitello y lo terminan con una demiglass de Carne y un poco de Sandia encurtida que le da una parte ácida al plato…

El siguiente vino sería un Campo al Sassi 2016, elaborado con uva sangiovese y D.O. Rosso di Montalcino. Un tinto joven y fresco que dispensa notas de bayas rojas, violetas y rosas secas, humus, tabaco y pimiento verde. Lineal con sabor, cálido, tánico y suave. Un Sangiovese simple y sabros

Uno de los platos que más me sorprendió fue la Pannacotta ahumada, Anchoas y Trufa negra (12 €). Una Panacota tradicional pero preparada sin azúcar, acompañada de Higo de temporada (que se acabará en breve) y una Trufa de verano, con un toque de miel de trufa blanca…

Otro platazo es esta Lasagna crujiente de Salmón salvaje, con su Caviar y brotes frescos (15 €), donde presentan una parte crujiente con Salmón a baja temperatura, con un Pisto, una salsa picante de Rúcula y una Cebolla dulce, lo terminan con Huevas de Salmón y Brotecitos frescos…

Último vino, un tinto Quota 29 Primitivo, de la G.P. Salento. Un vino que muestra aromas a Cerezas maduras, Moras e incluso algo de Menta. Al paladar es agradable, fresco, cálido y expresivo.

Y para finalizar la pasta, en dos expresiones diferentes, en primer lugar unos Espaghetti al Pesto tradicional, con Piñones, Albahaca (15 €) y por encima Pecorino y Parmesano rallados, lo terminan con unas gotas de Aceite de Hojiblanca que le da un toque a Tomate fantástico, como buen italiano un punto a la pasta perfecto…

y unos Espaghetti Carbonara con Tartar de Atún rojo (15 €) al que le añaden una salsa de Pimienta, un poco de Miso, vinagre tostado y butarga de Mujol y lo terminan con Cebollino. Auténtica y deliciosa carbonara…

Para finalizar un postre más que original una Crema de Tiramisú tradiconal con Mascarpone y Azúcar, una esfera crujiente y Crumble de Café… Una preciosa presentación y un postre de esos que no se olvidan fácilmente…

Para finalizar un licor típico de Italia una Grappa Cleopatra de Poli, «una destilería artesanal familiar. Fue fundada en Schiavon en 1989. Para la elaboración de la grappa utilizan un complejo alambique de cobre, uno de los pocos existentes hoy en día en el mundo. Cleopatra Amarone Oro es una grappa aromatizada que envejeció en barricas de roble francés. Se obtiene mediante la utilización del Crysopea (alambique de cobre). Texto Lavinia)».

Me ha hecho mucha ilusión ver la ilusión y la cara de felicidad que tiene Gianni y que contagia a su equipo. Aquí se van a disfrutar muchas buenas veladas en torno a la cocina italiana que tan bien controla este chef. Le esperan muchos días de gloria (por cierto es un restaurante donde se puede comer o cenar por un precio medio de unos 40/45 Euros, un precio más que ajustado si se tiene en cuenta lo bonito del local y la calidad de la comida)

RESTAURANTE NOI

Dirección: Calle Recoletos, 6

Zona: Barrio de Salamanca. (Madrid)

Teléfono: 910 694 007

WEB RTE. NOI

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario


*