“Can Boneta”, un restaurante imprescindible si estas por Barcelona…

sala-can-boneta

Cada día me sorprende más Barcelona, al final voy a tener que dar la razón a mi compañera de profesión Alejandra Sumassi, cuando dice que Barcelona se encuentra a la vanguardia de la gastronomía. Yo soy muy madrileño y me cuesta reconocerlo pero es cierto que cada día hay más propuestas interesantes, cuidadas, de gran diseño y divertidas para comer o cenar. Es el caso del restaurante Can Boneta, un pequeño local que nos recuerda a una bodega de las de toda la vida, regentado por dos hermanos que nada tenían que ver con los fogones…

hermanos-can-boneta-planeta-en-conserva

Uno de ellos, Joan, es el que está al frente de los fogones. Él era arquitecto de profesión pero un amante confeso de la cocina y la gastronomía, influenciado en gran medida por su madre, una “cocinera excepcional”. Su sueño comenzó a hacerse realidad y después de un año formándose en una escuela profesional de cocina y de adentrarse en el día a día de un restaurante realizando unas prácticas, ya nada podía impedir que el sueño de Joan Boneta se hiciera realidad. Toni, el otro hermano que lleva la sala, estudió dirección de empresa y también lo ha dejado todo por levantar este negocio en el que no han estado solos porque han contado con la asesoría de profesionales de la talla de Pep Nogué, quien durante 13 años fue chef de El Celler de Can Roca.

Este pequeño local ya ha comenzado a hacerse famoso entre los barceloneses y forasteros y ya comienza a ser difícil reservar una mesa ¿El secreto? Una cocina de mercado servida en formato “platos, platillos y platitos”, apostando pues por las medias raciones que permiten a los clientes probar y compartir variedad de sugerencias y una cuenta final apta para cualquier bolsillo.

El restaurante está situado en el centro de Barcelona -en la calle Balmes entre Córcega y Rosellón- un local acogedor que recuerda a las bodegas de toda la vida; con mesas de mármol y una cocina abierta que permite un contacto directo con el comensal, quien a su vez puede convertirse en espectador excepcional de la elaboración de cada plato.

A diario tienen un Menú difícilmente igualable en calidad/precio Tres tapas, un segundo y un postre a elegir y copa de vino por… ¡11.50 €!

menu-can-boneta-planeta-en-conserva

Yo probé algunos platos del menú y estaban francamente buenos… Como la crema de Calçots con una salsa romescu que felicité varias veces a Joan porque me pareció sublime, y un tostadita con Brandada de Bacalao, de un gran sabor…

entradas-can-boneta-planeta-en-conserva

Pero pedimos también algunos platos fuera de carta, nos llamó la atención el “Vermut de toda la vida” acompañado con patatas fritas, aceitunas rellenas de anchoa y sifón (5 €)

vermut-can-boneta-planeta-en-conserva

O las Croquetas de Carne, (1 € unidad) muy peculiares, las cocinan tal y como lo hacía su madre, con una masa un poco más espesa de lo habitual…

croquetas-can-boneta-planeta-en-conserva

también una curiosa Ensaladilla Rusa, que ellos llaman Ensaladilla con Mahonesa de aceite de girasol virgen… que personalmente la incorporaría algún producto como atún, etc… para darle un poco más de fuerza…

ensaladilla-can-boneta-planeta-en-conserva

En el apartado de tapas en la carta encontramos desde Patatas Bravas, hasta Tortilla de Patata y cebolla con butifarra blanca, con una peculiar presentación en forma de blini. Destaca también el Pulpo -cocido a baja temperatura- con crema de patata, pimentón y tocino crujiente: un mar y montaña que conjuga a la perfección.

De segundo probamos también los dos platos de la carta: Las Albóndigas con Sepia, un plato de mar y montaña muy logrado, con unas albóndigas muy jugosas y una salsa para mojar media barra de pan…

albondigas-can-boneta-planeta-en-conserva

Y los Tagliatelle a la Carbonara… Con la pasta en su punto justo de cocción y una salsa sabrosa…

tagliatelle-can-boneta-planeta-en-conserva

También en la carta encontramos platos tan atrayentes como el Pil-pil de Judías con Tripa de Bacalao, el Meloso de Ternera con Setas o el Costillar de Cerdo con salsa de soja y miel que, cocido al horno de vapor a baja temperatura durante 14 horas, aseguran que se deshace en la boca.

El postre del menú era una Piña en infusión de Menta y Curry, un postre sabroso y refrescante…

 piña-can-boneta-planeta-en-conserva

En el apartado de postres encontramos dulces sugerencias como Trufa de chocolate del 75% al whisky Macallan, o Carquiñoles con vino rancio, además de una amplia variedad de helados artesanos, donde destaca la revisión del “Pijama“, donde pensando en la historia de un postre muy típico de la cocina catalana, se pone el contrapunto de la actualización: el flan en este caso se presenta en forma de crème brulée, el melocotón y la piña en almíbar aquí toman forma de crema, y el helado de vainilla se reconvierte en un helado de roscón de Olot

postre-can-boneta-planeta-en-conserva

Y para acompañar las comidas ponen a disposición de sus clientes una cuidada selección de vinos de una bodega, que cambia cada cuatro meses, así como combinados como el clásico Gin-tonic, disponible también en formato de media unidad, un formato curioso para los que luego tienen que trabajar…

“En la carta de Can Boneta predominan los platos con memoria culinaria, es decir, platos de toda la vida pero con un toque actual, siempre con una elaboración muy cuidada”, explica Joan Boneta. “Nos hemos encontrado con clientes que se emocionan, por ejemplo, con un guiso que les recuerda al que hacía su abuela. Sin duda, el calor y la respuesta que estamos recibiendo por parte de los clientes es la mejor recompensa”, añade.

No es de extrañar que este restaurante se haya convertido en uno de los más solicitados de los barceloneses… (En la foto con Javier García de Gastronomistas)

alberto can boneta

RESTAURANTE CAN BONETA

Dirección: Calle Balmes, 139

Localidad: Barcelona

Teléfono: 932 183 193

Horario: De lunes a sábado 13:00 h a 15 : 45h, de martes a sábado 20 : 30h a 23 : 00h. Domingos Cerrado

WEB CAN BONETA


Deja un comentario


*