Restaurante Amazónico… El local para ver y ser visto…

La carrera de Sandro Silva y de su mujer Marta Seco es imparable, muchos expertos gastronómicos han intentado analizar el éxito de cada restaurante que abre esta matrimonio, porque cada nuevo local que inauguran al día siguiente cuelga el cartel de «completo». Marta y Sandro han encontrado una fórmula casi infalible: locales con una decoración exquisita, una buena gastronomía tradicional y sobre todo un público fiel (plagado de gente guapa y de alto poder adquisitivo) que abarrotan cada nuevo restaurante.

Un caso curioso el de este matrimonio que apenas mueven sus redes sociales y que hasta hace bien poco tampoco tenían responsable de comunicación, es raro encontrarse a críticos gastronómicos en sus instalaciones y a pesar de ello tienen una clientela selecta repleta de banqueros, famosos y empresarios.

amazonico-retrato

La carrera gastronómica de este brasileño y de su mujer asturiana comenzó con El Paraguas, un precioso local en la calle Jorge Juan donde rápidamente se hicieron con una clientela fiel que acude a degustar sus platos tradicionales elaborados con un respeto exquisito hacia la materia prima (PINCHA AQUÍ para leer una crónica anterior). Después sería Ten con Ten, un local desenfadado, donde la música alta y las copas son las protagonistas aunque también tienen una carta correcta para cenar de una manera más informal aunque encontramos desde Ensaladas a Pasta pero con platos más elaborados como el Cabrito guisado con Piñones y Castañas o la Picaña Braseada con Yuca y Plátano. Después llegaría Ultramarinos Quintín, un local diferente mezcla de tienda y restaurante y que en principio iba a ser una colchonería, pero Sandro y Marta empeñados en hacer de Jorge Juan un enclave gastronómico lo impidieron.

Su última aventura gastronómica es el restaurante bautizado como Amazónico también en la calle Jorge Juan de Madrid. He de reconocer que acudí a comer con todas las reservas del mundo, pensando que iba a encontrar un local bonito pero sin buenos bocados que llevarme a la boca… ¡Error! por eso lo importante de vivir en primera persona los restaurantes de los que se escribe.

sala-amazonico

En Amazónico me encontré un servicio atento (tienen unas 100 personas empleadas), un local impresionante cargado de plantas, flores y colores vivos con un amplio patio central que deja traspasar la luz por sus enormes ventanales y una buena carta repleta de platos más que apetecibles, un viaje culinario al Brasil del que Sandro salió hace muchos años. Todos los detalles se cuidan desde la vajilla y la cubertería hasta los manteles blancos de hilo, todo se ha elegido con un cuidado exquisito. Varias zonas donde disfrutar de la comida o de un cóctel preparado en presencia del cliente…

amazonico-cocteleria

En Amazónico destaca su cocina vista con una enorme parrilla donde los pescados y las carnes se preparan a la brasa o al horno…

parrilla-amazonico-planeta-en-conserva

es un espectáculo observar como se tuestan las Piñas naturales bañadas en Almíbar.

pin%cc%83as-amazonic-planeta-en-conserva

La oferta gastronómica es amplia y para todos los gustos. Se puede comenzar con alguna de sus Ensaladas o bien alguno de los «Petiscos Amazónicos» como ellos han bautizado a sus entrantes entre los que encontramos muestras de muchas de las cocinas del mundo como sus Choricitos caseros al Pebre Chileno (15 €) (Mini Chorizos salteados con Tomate, Cebolla, Cilantro y Verduras, o los Rollitos de Samosa al Tandoor (15 €) (Rellenos de Verdura y Pollo marinado en especias indias) las Ancas de Rana con salsa de Mango y Habanero (22 €) (las Ancas marinadas en sake y soja). Yo me decanté por el Usuzukuri de Hamachi con Tomate Cherry (21 €) (Tiradito de Pez Limón con aliño japonés), buena calidad de pescado y los diferentes elementos del plato lo hacían delicioso…

tiradito-amanzonico-planeta-en-conserva

En esta ocasión acompañamos la comida de un tinto Pago de los Capellanes 2014. Un vino de Ribera de Duero, concretamente de Pedrosa de Duero (Burgos) 100 % Tempranillo. Un tinto limpio y brillante color cereza con intenso aroma floral y a fruta roja del bosque, que ensambla con toques lácticos y vainillas propios de su breve paso por barrica y que en boca es elegante, persistente y aterciopelado…

pago-capellanes-planeta-en-conserva

En la carta también encontramos un apartado que han bautizado como «del Río a la Mar» donde encontramos desde Merluza negra con Berenjena asada (27 €) o Mero salvaje con Remolachas (28 €) o Carabineros de la Garrucha (Almería) (13 € unid) yo probé las Gambas rojas de Denia (11 € unid) unas Gambas muy frescas y cocinadas al punto…

gamba-amazonico-planeta-en-conserva

Otra de las partes interesantes de la carta es que podemos pedir dos tipos diferentes de pescado al «espeto» la Lubina (22 €) y la Dorada (24 €). La Lubina era de muy buena calidad, bien cocinada y con un divertido acompañamiento…

lubina-amazonico-planeta-en-conserva

Y a continuación un espectáculo de carnes de todo «el mundo» desde las Nacionales como el Solomillo (30 €) o la Chuleta de Vaca Rubia (108 € para 3 personas), las Criollas y Argentinas como el T-Bone de Black Angus (75 € 2 personas) o la Entraña al horno de carbón (22 €). Las Brasileñas como el Picantón Caipira a la brasa (18 €) y la Picaña al Rodizio (25 €)

cortando-pican%cc%83a-amazonico-planeta-en-conserva

pican%cc%83a-amazonico-planeta-en-conserva

La carne estaba deliciosa, bien de textura y sabor y muy bien acompañada con mazorcas de Maíz, Patatas y Tomates al horno… Aun quedan en la carta más carnes de diferentes lugares como las Japonesas con la carne de Lomo bajo de Kobe (52 € 100 gr.) o las Chilenas con el Tenderloin de Wagyu (76 € 2 personas) o la Chuleta de Bife Angosto (70 € 2 personas).

Si se quiere degustar en profundidad la comida amazónica del restaurante nos recomiendan un Menú degustación (70 € por persona, mínimo 2 personas) o con Wagyú japonés (105 € por persona, mínimo 2 personas)

¿Y para terminar? una amplia carta de postres y helados artesanales que según nos cuentan son preparados a diario por su maestro heladero con frutas e ingredientes naturales. Los sabores llaman mucho la atención, encontramos de Mango Rey (7 €), Coco Verde, Yogurt Griego, y para bajar la comida nada mejor que el de Lima y Jengibre (los tres a 6 €). Entre los postres encontramos la Crema de Coco y Nantais al Ron con Sorbete de Mango (12 €) la famosa Piña Asada con Quimbolitos lojanos y helado de Coco (9 €) la Sopa apasionada de Maracuyá y Yogurt (9 €) o la Tarta fina de Plátano y Vainilla también a 9 €.

tarta-amazonico-planeta-en-conserva

La tarta estaba realmente deliciosa y es un gran final para una comida a la que no se le puede poner ningún «pero».

Amazónico a lo mejor es un restaurante que no puedes visitar todos los días pero merece la pena una vez darse un capricho y disfrutar de este restaurante que ya se ha colocado entre los de más de moda de Madrid…

 

RESTAURANTE AMAZÓNICO

Dirección: Calle Jorge Juan, 20
Barrio: Salamanca (Madrid)
Print Friendly, PDF & Email

2 Comments

  • PATRICIA

    25 diciembre, 2017

    BUENAS TARDES,
    MEJOR RESERVAR DE DIA O DE NOCHE?
    GRACIAS

    Reply
    • Alberto Granados

      24 febrero, 2018

      Por el medio día es un ambiente más de negocio y por la noche más relajado y ambiente más informal. Por la mañana se luce la decoración con la luz natural pero por la noche es también muy acogedor. Me da que no te he contestado jeeeee

      Reply

Responder a PATRICIA Cancelar respuesta


*