Los chefs madrileños lanzan un grito de «Socorro»…

Cada vez vemos más cerca el momento en el que muchos de nuestros chefs y hosteleros tendrán de nuevo que abrir sus puertas, aunque la situación que se presenta está provocando la angustia de la mayoría de los dueños de locales en Madrid que ven perplejos como las medidas que se están poniendo sobre la mesa va a provocar la ruina de todo el sector.

Es por eso que un buen grupo de chefs de la talla de Dabiz Muñoz (DiverXo. 3*), Paco Roncero (Paco Roncero Restaurante. 2*), Ramón Freixa (Restaurante Ramón Freixa. 2*), Mario Sandoval (Coque. 2*), Óscar Velasco (Restaurante Santceloni. 2*), Diego Guerrero (DSTAgE. 2*), Pepe Rodríguez (El Bohío. 1*), Aurelio Morales (Cebo. 1*), Javier Estévez (La Tasquería. 1*), Roberto Ruiz (Punto MX. 1*), Andrea Tumbarello (Don Giovanni), Juanjo López (La Tasquita de Enfrente), Pepa Muñoz (El Qüenco de Pepa), Sacha Hormahechea (Restaurante Sacha) Alberto Chicote (Yakitoro), Íñigo Urrechu (Restaurante Urrechu) o Joaquín Felipe se han puesto «manos a la obra» y han elaborado su propia «hoja de ruta» que han enviado entre otros al Alcade de Madrid, José Luis Rodríguez Almeida…

Este es el documento que han firmado todos y que le han hecho llegar al Alcalde:

Madrid, 28 de abril de 2020.

Estimados Sres.

Somos un grupo de Restauradores de la Ciudad de Madrid que nos dirigimos a ustedes para
exponerle cuales son nuestras preocupaciones ante la extraordinaria situación sanitaria y
económica que nos asisten.

Queremos manifestar que nuestro objetivo es meramente profesional. Tratamos de incorporarnos
al tejido productivo de nuestra Ciudad, trabajar por ella y por nuestros equipos. Pretendemos
recuperar la normalidad con las máximas garantías de seguridad higiénico sanitarias para nuestros
empleados y para nuestros clientes, así como buscar fórmulas que permitan la viabilidad
económica, presente y futura, de los negocios de Restauración de Madrid.

Buscamos soluciones, una hoja de ruta, para lo que consideramos que hay que trabajar en tres
grandes líneas:

1. Medidas Sanitarias; Elaboración de un protocolo preciso de medidas higiénicas imprescindibles que puedan ser certificadas por organismos oficiales con el objetivo de dar confianza a nuestros clientes.

a. Elaboración de test para la totalidad de los empleados.
b. Desinfección de los locales por empresas especializadas.
c. Instalación de sistemas homologados de esterilización para activarlos tras cada servicio.

2. Medidas Económicas; El problema de la restauración, más allá de poder abrir nuestros negocios, radica en la posibilidad de seguir funcionando. Es necesario un paquete de medidas económicas concretas que se ajusten a la realidad actual derivada de la evolución de la pandemia Covid-19. La flexibilidad debe ser la base en la que se apoyen estas medidas dada la diversidad y las distintas necesidades de cada uno.

a. Extender ERTE por causa mayor más allá del estado de alarma.
b. Flexibilización de los ERTE adaptándolos a los aforos permitidos.
c. Aperturas selectivas de manera individual de cada negocio.
d. Ayudas para la adaptación de los locales.
e. Créditos en condiciones favorables.

3. Promoción y Comunicación; recuperar la confianza y eliminar el miedo requiere de un esfuerzo al que no podemos enfrentarnos solos. Necesitamos del apoyo institucional para trasmitir que somos espacios seguros. Necesitamos seguridad, seriedad, coherencia, unidad y hablar un mismo lenguaje.

El objetivo de la hostelería en estos momentos, no es otro que trabajar por el mantenimiento de nuestros negocios y hacer de Madrid una ciudad atractiva para todos los ciudadanos y que podamos volver a la habitualidad.

Buscamos aunar esfuerzos para recuperar la actividad en nuestra ciudad entendiendo la diversidad
y complejidad del sector y alejados de cualquier ideología o sesgo político.

Agradeciendo el tiempo dedicado y esperando poder mantener una reunión con ustedes para poder tratar los puntos anteriores, quedamos a la espera de sus noticias…

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario


*