Comer en un portaaviones… USS Nimitz, el restaurante más caro del mundo…

Recuerdo que cuando mi amigo, el antiguo corresponsal de guerra y escritor, Eric Frattini me comentó que se iba a embarcar en uno de los más modernos portaaviones americanos me morí de envidia, le supliqué en varias ocasiones que me dejara acompañarle pero fue imposible, él solito tuvo el privilegio de estar durante días en esta «ciudad flotante». Le rogué encarecidamente que me escribiera un reportaje sobre la comida a bordo… Y meses después ha respondido a mis súplicas… ¡Gracias hermano!

ERIC FRATTINI, a bordo del USS Nimitz CVN-68

El USS Nimitz, de la armada estadounidense es un gigantesco hormiguero que alberga en su interior una de las flotas aéreas de combate más letales del mundo. Una ciudad de 1,78 hectáreas de superficie y 6.000 habitantes, armada hasta los dientes.

Bienvenidos a este superportaviones de intimidante presencia que desplaza un peso de 102.000 toneladas, propulsadas por dos reactores nucleares que le permiten navegar sin repostar durante veinte años seguidos. En su interior alberga una flota de 90 aviones y helicópteros. El portaviones Nimitz, lleva el nombre en honor del gran almirante Chester Nimitz, comandante en jefe de las Fuerzas Aliadas durante la Segunda Guerra Mundial y pertenece a la clase «Nimitz», los más grandes del mundo.

Despegando del USS Nimitz-eric-frattini

Este gigante de los mares de 333 metros de eslora (casi la altura del Empire State Building), 76,8 metros de manga, una altura de 20 pisos, y una cubierta de vuelo de 19.600 m2, ha vivido las grandes crisis políticas y militares en las que Estados Unidos ha estado involucrado desde los años 80. El buque se desplazó hasta el Índico en respuesta a la crisis de los rehenes de Irán, en la que la embajada de Estados Unidos en Teherán fue asaltada y 52 rehenes fueron capturados. También su grupo aéreo participaría en la Guerra del Líbano, la Guerra del Golfo durante la Operación Tormenta del Desierto, en el año 2003 como apoyo a la invasión de Irak y posteriormente en la llamada Operación Libertad Duradera en Afganistán. Su lema de combate es «La paz, a través de la fuerza» y en el caso del CVN-68, su código de guerra, este lema es llevado hasta el límite.

Lanzamiento de un F18-eric-frattini

Lanzamiento-eric-frattini

El Nimitz era el protagonista de la película El Final de la Cuenta Atrás (1980) protagonizada por Kirk Douglas y Martin Sheen, en la que el barco y su tripulación se ven inmersos en un viaje en el tiempo a través de un agujero de gusano de una tormenta y aparecen el 6 de diciembre de 1941 cerca de Hawai, justo unas pocas horas antes del ataque a Pearl Harbor.

Esta ciudad flotante que ha costado la friolera de 3.600 millones de euros, dispone de su propio servicio de correos con su propio código postal, y podría albergar toda la población de ciudades como Paterna, Campo Real, Simancas, Almadén o Becerril y seguro que sobraría espacio. 30.000 interruptores y 1.400 teléfonos, además de más de 1.500 kilómetros de cables que atraviesan el barco de proa a popa y de estribor a babor. Si se estirasen en una sola línea de cable podrían unirse las ciudades de Madrid y Ámsterdam. Sus tanques son capaces de almacenar hasta 12 millones de litros de combustible, cuyo destino final son los aviones. Esta cantidad de combustible podría ser utilizado por un coche para dar unas 4.200 viajes alrededor del mundo.

131019-N-UP035-398 GULF OF OMAN (Oct. 19, 2013) The aircraft carrier USS Harry S. Truman (CVN 75) is underway during sunset. Harry S. Truman, flagship for the Harry S. Truman Carrier Strike Group, is deployed to the U.S. 5th Fleet area of responsibility conducting maritime security operations, supporting theater security cooperation efforts and supporting Operation Enduring Freedom. (U.S. Navy photo by Mass Communication Specialist 2nd Class Mike DiMestico/Released)

El USS Nimitz tiene un solo cometido, ser un «aeropuerto de combate» o una base área flotante, para ser desplegado a cualquier lugar del mundo y con el único fin de lanzar y recoger aviones de combate de forma rápida y eficaz. Todo esta organizado al milímetro para que la cubierta de lanzamiento, en donde se mueven casi medio millar de personas durante las llamadas «alertas de combate» sea totalmente eficaz, desde la bodega más profunda a la antena más alta. Pero los pilotos de caza tampoco lo tienen nada fácil y mucho menos cuando el mal tiempo y el oleaje azota este gigante haciendo que su cubierta se eleve de forma repentina hasta cinco metros de altura.

Pensando sobre la cubierta-eric-frattini

Pero en su pequeña «gran» cubierta todo está controlado mediante un código de colores. Los hombres de «amarillo» o «shooters» controlan el movimiento de aviones en cubierta. Los «verdes» controlan las catapultas y los cables de frenado. Los «morados» controlan el suministro de combustible. Los «marrones» guían a los aviones. Los «azules» se ocupan de empujar los aviones y encadenarlos. Los «rojos» de armas y municiones y de apagar los incendios. Los «blancos» de las inspecciones y seguridad en cubierta.

131010-N-AZ866-122 U.S. 5TH FLEET AREA OF RESPONSIBILITY (Oct. 10, 2013) Sailors and Marines participate in a barricade drill on the flight deck aboard the aircraft carrier USS Nimitz (CVN 68). The Nimitz Carrier Strike Group is deployed to the U.S. 5th Fleet area of responsibility conducting maritime security operations and theater security cooperation efforts. (U.S. Navy photo by Mass Communication Specialist Seaman Apprentice Kelly M. Agee/ Released)

Fuera de aquí-eric frattini

Shooters del USS Nimitz-eric-frattini

Bajo la cubierta, entre un gran laberinto de pasillos de acero, se encuentran las zonas de recreo de esta ciudad de miles de habitantes. El uso de dinero está estrictamente prohibido. Antes de zarpar los marineros compran ‘puntos’ que quedan grabados en una tarjeta similar a la de la de los cajeros automáticos.

El USS Nimitz cuenta con una peluquería, tres capillas, un hospital con tres quirófanos, dos cafeterías, dos supermercados, un gimnasio y una oficina de correos. También cuenta con una lavandería que trabaja 24 horas, los siete días a la semana. Los turnos del personal del Nimitz es de doce horas al día durante siete días a la semana, por lo que la cantidad de uniformes que deben lavarse en las inmensas máquinas es astronómica. Casi 5 toneladas de ropa al día.

Carrera de 5 km a bordo del Nimitz-eric-frattini

130722-N-TW634-087 NORTH ARABIAN SEA (July 23, 2013) Aviation Boatswain's Mate (Equipment) 2nd Class Lamonte Jordan and Aviation Boatswain's Mate (Equipment) 3rd Class Mustapha Cunningham practice boxing in the hangar bay aboard the aircraft carrier USS Nimitz (CVN 68). The Nimitz Carrier Strike Group is deployed to the U.S. 5th Fleet area of responsibility conducting maritime security operations, theater security cooperation efforts and support missions for Operation Enduring Freedom. (U.S. Navy photo by Mass Communication Specialist Seaman Derek A. Harkins/Released)

En el gimnasio del Nimitz-eric-frattini

Pero en el USS Nimitz uno de los pocos placeres que puede encontrase es la comida. ¿Pero cómo se alimenta a tanta gente que convive en tan poco espacio? Sus amplios almacenes pueden albergar comida y abastecimientos para dar desayunos, comidas y cenas a sus seis mil tripulantes, durante tres meses seguidos en los cuatro grandes comedores situados a lo largo del portaviones: uno para oficiales, y tres para el resto de tripulación.

Almacenes del Nimitz-eric-frattini

Cuando los pilotos han estado volando muchas horas o el personal de cubierta pasado frío y humedad, saben que siempre pueden bajar a los comedores y meterse una buena comida caliente. Un «servicio esmerado» para el Nimitz es tener las cocinas abiertas las 24 horas al día los siete días a la semana. Nunca paran. Nunca se detienen.

130818-N-LP801-002 U.S. 5TH FLEET AREA OF RESPONSIBILITY (Aug. 18, 2013) Culinary Specialist 3rd Class Kendra Bellinger, right, serves roast beef to Yeoman Seaman Cesar Deguzman in the mess decks aboard the aircraft carrier USS Nimitz (CVN 68). The Nimitz Carrier Strike Group is deployed to the U.S. 5th Fleet area of responsibility conducting maritime security operations, theater security cooperation efforts and support missions for Operation Enduring Freedom. (U.S. Navy photo by Mass Communication Specialist 3rd Class Raul Moreno Jr./Released)

Cocineros del USS Nimitz 2-eric-frattini

El portaviones cuenta con 11 almacenes para comida. Siete son despensas secas para alimentos que no hace falta refrigerar. Y otros cuatro son refrigeradores que almacenan toneladas de carne, hasta doce tipos de pescado, y una gran variedad de verduras y frutas.

130907-N-AZ866-212 RED SEA (Sept. 7, 2013) Culinary Specialist 3rd Class Angelique Williams, of Zion, Ill., cooks chicken on board the aircraft carrier USS Nimitz (CVN 68). The Nimitz Carrier Strike Group is deployed to the U.S. 5th Fleet area of responsibility conducting maritime security operations and theater security cooperation efforts. (U.S. Navy photo by Mass Communication Specialist Seaman Apprentice Kelly M. Agee/Released)

Cocineros del USS Nimitz 4-eric-frattini

«Dar al cliente lo que pide», podría sonar a sector privado, a restaurante de cualquier gran capital del mundo, pero en un portaviones de la Armada Estadounidense supone servir unas 18.000 comidas diarias repartidas en tres turnos. En las cocinas, 110 cocineros al mando de un suboficial de «cocinas», preparan desde las tradicionales hamburguesas, perritos o T-Bones, hasta comida kosher para los tripulantes judíos o comida halal para los tripulantes musulmanes. También puedes saborear comidas de otros países como la china, Tex-Mex, o japonesa.

Todas las mañanas, el personal del barco llega a pelar y limpiar casi medio millar de piñas, pero aquí la carta es interminable así como las cantidades cocinadas.

Cortando piñas en el Nimitz-eric-frattini

En un sólo día las cocinas del Nimitz, preparan cerca de dos mil chuletones, cuatro mil hamburguesas, 1.300 litros de sopa de pescado y otros 1.300 de verduras, dos mil patatas asadas, o 500 kilos de patatas fritas.

El hangar principal es utilizado como sala de cine para todo el personal que está fuera de servicio. En los días que estuve embarcado pude ver La Batalla de Midway (1976) con Charlton Heston y Henry Fonda.

La Batalla de Midway en el cine- hangar del USS Nimitz-eric-frattini

Antes de entrar, una dotación del personal de cocina, te servirá las tradicionales palomitas de maíz, refrescos, incluso unos suculentos nachos con queso.

Palomitas en el hangar del Nimitz antes del cine-eric-frattini

Todo muy «americano» para conseguir hacer la noche más relajada a unos hombres y mujeres cuyos hogares se encuentran a miles kilómetros de estas aguas y siempre a la espera de una inesperada sirena de «entrada en combate».

Izando bandera en el Nimitz-eric-frattini

Más sobre Eric Frattini:

Fue corresponsal en Oriente Medio residiendo en Beirut (Líbano) y Jerusalén (Israel).

Es autor de más de una veintena de ensayos entre los que se encuentran Osama bin Laden, la espada de Alá (2001); Mafia S.A. 100 Años de Cosa Nostra (2002); Secretos Vaticanos (2003); La Santa Alianza, cinco siglos de espionaje vaticano (2004); ONU, historia de la corrupción (2005); CIA, Joyas de Familia (2008); Mossad, La ira de Israel (2009), Los Papas y el Sexo (2010) o la tetralogía sobre la historia de los más famosos servicios de espionaje (CIA, KGB, Mossad y MI6).

Su obra ha sido traducida a diferentes idiomas y editada en cuarenta y siete países. Frattini ha sido director y guionista de casi una veintena de documentales de investigación para las principales cadenas de televisiones españolas y colabora asiduamente en diferentes programas de radio y televisión.

Ha dado diversos cursos y conferencias sobre seguridad y terrorismo islámico a diferentes fuerzas policiales, de seguridad e inteligencia de España, Gran Bretaña, Portugal, Rumania o Estados Unidos. Sus tres novelas El Quinto Mandamiento, El Laberinto de Agua y El Oro de Mefisto publicadas por Espasa Calpe, han sido traducidas en diversos países.

WEB ERIC FRATTINI

eric-frattini

 

SI QUIERES LEER EL ARTÍCULO «GASTRONOMÍA EN NÁPOLES» DE ERIC FRATTINI (PINCHA AQUÍ)

 

 

Print Friendly, PDF & Email

One Comments

  • Renato Vicenzio Francesconi Sierra

    14 febrero, 2018

    Excelente trabajo. Un notable reportaje. Puedo decir que he aprendido mucho, de un tema bastante ignorado, pero un tema muy importante.
    Todo un aporte.-

    Reply

Deja un comentario


*