Todo lo que imagines en un «Bowl», visita a «Bowl Bar» (Madrid)…

Este coqueto restaurante ubicado en una de las mejores zonas de Madrid (Rosales) y con una propuesta divertida lo llevan tres socios y amigos con un punto común: el desparecido restaurante Alma. Aquí trabajaba en la cocina Gon Hierro tras haber pasado por restaurantes tan prestigiosos como Kabuki o Kbk y en sala Luis Muñoz de Luna, que estuvo en Vertical de Valencia o en el Aspen de Madrid. Y a ese restaurante acudía como cliente el chef Mario Scheffer que ha paseado por cocinas como la de Columbus o Coque de los hermanos Sandoval, Tatel o la Canica. Allí se hicieron inseparables y juntos trabajaron en Aire o Fuego y ahora Bowl Bar ha sido la culminación de esa amistad…

Aquí hay mucho nivel tanto en sala, como en filosofía, como en cocina y eso se nota en cada uno de los platos ¡No nos llevemos a engaño! A pesar de ser una propuesta informal y divertida encontramos muy buena calidad de producto y muy buen trabajo en la elaboración de cada plato. Y lo mejor de todo para ellos: es una idea muy replicable que si todo sale bien comenzará a moverse como franquicia.

Una carta de vinos corta pero con muy buenas propuestas que nos hicieron la comida mucho más interesante. Para empezar un Albariño de Eulogio Pomares Zarate (Un 100% Albariño. La vendimia es manual y en la parcela se realiza una selección de uva. Las uvas se despalillan y se someten a un prensado suave obteniendo un rendimiento en mosto bajo, después de un ligero desfangado fermenta espontáneamente en un depósito de acero y permanece sobre lías finas durante 3 meses. Vino muy fresco y elegante en los que se resaltan los aromas primarios de la variedad albariño. En la boca muestra una acidez vibrante y en nariz las notas afrutadas y un fondo mineral. Texto El Sumiller)

Y para empezar un «caballo ganador» el Poke Bowl de la Casa (7,9 €) compuesto por un Poke de Atún aliñado, Arroz de Sushi, Guacamole, licuado cítrico de Pepino y Calabaza D-luxe. Un plato donde todos los elementos encajan a la perfección, el Atún es Balfegó y se nota. Un plato divertido y refrescante ideal para compartir.

Obviamente en este restaurante todo lo presentan en Bowl, incluso la Tortilla de Patatas… (6,90 €) Lo primero que vemos es una creppe de Tortilla que cubre el Huevo a baja temperatura, la espuma de Patata y debajo Patata confitada con Cebolla caramelizada y como el Huevo es de Corral al romperlo todo vamos a obtener una jugosa Tortilla de Patatas…

Croquetas a nuestra Bowlera que se presentan en bowl (como no) con su ingrediente principal (Puchero, Txangurro o Coliflor) (trío de Croquetas 11 €) En este caso era una Croqueta de Gamba al Ajillo, con una gamba que preparan con Manzanilla San Lúcar, Cebolla, Ajo y la reducción de la cabeza, por encima una Bechamel muy fina y se culmina con Panko dorado en el horno. Al juntar todos los ingredientes te llega el sabor a la croqueta, que acompañamos con un vino de Madrid, un Sanz La Capital 2016 roble. (La bodega Vinos Sanz presume de ser la más antigua de la D.O. Rueda y también una de las primeras en apostar por la verdejo. Conscientes de que la calidad de la materia prima es la matriz de un todo buen vino, ha desarrollado un magnífico trabajo en campo, clave de su éxito. Vinos Sanz merece hoy un puesto de honor en términos de calidad y regularidad, especialmente su gama Finca La Colina, en la élite de los blancos españoles. Con Sanz La Capital demuestra que también produce interesantes tintos con la uva tinta reina del viñedo español: la tempranillo. Sanz La Capital Roble está elaborado con la uva reina del viñedo español, la tempranillo. Un tinto gustoso, carnoso, con una buena carga frutal, y con una magnífica acidez que le aporta cierta frescura. Su persistente final nos deja recuerdos especiados, fruto de su crianza en barricas (5 meses). Un tinto vestido con una etiqueta que reivindica el paisaje madrileño, con una reproducción de Madrid Río. Texto Vinoselección)

El siguiente plato me pareció fascinante y no siempre uno encuentra un Steak Tartar que merezca la pena, en este caso es el Steak Bowl Tartar, vaca gallega madurada de Discarlux (lo que ya es garantía de éxito) Helado de Mostaza y un crujiente de Parmesano… Solamente por probar este Tartar merece la pena conocer este restaurante…

Para el siguiente plato cambio de vino… Tomamos un  de Jumilla (Los viñedos de Monastrell con los que se ha elaborado este vino, se encuentran en suelos calizos y a una altitud que oscila entre los 650 y 800 metros sobre el nivel del mar. Es un vino que en nariz es complejo y potente, con aromas frutales muy atractivos y recuerdos de madera nueva. En boca es equilibrado, intenso y sabroso con un final largo. Texto Calavia Gourmet)

Uno de los platos que más destacan es el Nabemono de Cangrejo de Concha blanda y Trufa (14 €) (Nabemono se le llama a todos los platos de guisados de la cultura japonesa), que presentan con el Cangrejo de concha blanda frito en tempura, acompañado de una salsa Tentsuyu (una salsa básica japonesa para mojar la tempura elaborada a partir de Soja y agua…) que se acompaña con Huevo y Trufa, se rompían todos los ingredientes en el plato y se mezclaban en la salsa, un plato sorprendente con ese sabor marino del cangrejo… ¡Brutal!

Probamos otro vino más, el Juan Gil 2016 (La bodega Juan Gil es una bodega histórica en Jumilla, bodega que fue construida en el año 1916 por Juan Gil Giménez. Actualmente está al cargo de la bodega la cuarta generación. A lo largo de este tiempo Juan Gil se ha posicionado como una bodega de carácter internacional, con una gran proyección en todo el mundo. Juan Gil 12 meses, también conocido como Juan Gil Etiqueta Plata, es un monovarietal elaborado con la variedad Monastrell, variedad reina en Jumilla. La uva procede de una única finca de viñedos viejos de más de cuarenta años de edad plantados sobre suelos de caliza y piedra, a una altitud de unos 800 metros sobre el nivel del mar. Suelos muy pobres, de muy bajo rendimiento, pero ideales para el cultivo de la variedad Monastrell. Decántalo)

El Ramen ibérico de la casa, un caldo Misho mezclado con un caldo de cocido, un Huevo a baja temperatura, una carrillera cocinada a baja temperatura casi cinco horas y luego frita en tempura, Torrezno de Soria y diferentes verduras y Setas (12,50 €) otro plato para romper y mezclar. Muy original eso de haber buscado productos de nuestra tierra para este Ramen tan especial…

Y para terminar… la exquisita Tarta de Queso al horno (5,50 €) en la que utilizan 4 quesos diferentes: Queso crema, Brie, Camembert y Gorgonzola que mezclan con huevos camperos de la granja Campomayor. Las tartas se preparan al momento por lo que hay que pedirla al principio de la comida. Cuándo les piden una tarta la meten en el horno a 180 grados durante 16 minutos y la enfrían a temperatura ambiente otros 10 minutos más, se sirve templada y recién hecha por lo que se debe pedir con 30 minutos de antelación. Creo que en Madrid hay pocos restaurantes que hagan la tarta al momento. Te la sirven en mesa acompañada de 2 galletas y una mermelada de arándanos para que el cliente la disfrute como quiera, con galleta y mermelada o sin ellas… Es casi un juego de niños y además es una de las mejores de Madrid…

Lo dicho, una buena propuesta calidad/precio. Un restaurante divertido con muchas propuestas para pasar un buen rato gastronómico. Me lo he pasado genial y he comido de maravilla… ¡A repetir pronto!

RESTAURANTE BOWL BAR

Dirección: Calle Quintana, 28

Zona: Paseo de Rosales (Madrid)

Teléfono: 91 502 36 25

Horario: Martes a jueves de 8:30 a 16 y 20:30 a 00. Viernes hasta las 00:30. Sábados de 11 a 00:30. Domingo solo horario de mañana. Lunes cerrado.

WEB BOWL BAR

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario


*