Visita a la bodega Valbusenda (Toro. Zamora)…

¡Como ha cambiado el mundo del vino! Esta misma reflexión se la trasladaba al enólogo de la bodega Valbusenda, en Toro (Zamora), Mauri Segovia, cuando recorríamos las instalaciones de esta moderna bodega. En pocos años se ha pasado de los sótano lúgubres y sucios, con elaboraciones toscas y con denominaciones de Origen que nos daban vinos peleones y ásperos a salas impolutas, donde se cuidan todos los detalles (la luz, la humedad, la limpieza, la temperatura…) con vinos más redondos y sedosos y donde se pone en valor la «cultura» del vino. Olvidémonos de aquellos vinos de Toro, Cariñena, Valdepeñas o Madrid duros y casi «imbebibles», para entenderlo nada mejor que venir a visitar esta Bodega Zamorana…

Una de las ventajas que han tenido en esta bodega es que son relativamente jóvenes. Comenzaron su aventura en 2003 y en esos momentos ya se tenían claro los conceptos de una buena elaboración vitivinícola. Lo que en un principio iba a ser solamente una bodega donde elaborar sus propio vino se fue complicando y hoy en día, Valbusenda es un complejo enoturístico formado por una bodega, un Hotel-Spa de 5 estrellas, un importante espacio gastronómico con dos restaurantes, un Jardín Ampelográfico y un Viñedo de Formación -dedicado en exclusiva al estudio de los diferentes sistemas de plantación-, ofreciendo a sus visitantes la posibilidad de adentrarse en el mundo del vino a través de los cinco sentidos…

Comenzábamos nuestra visita impresionados con la arquitectura vanguardista que acoge los 6.00 metros cuadrados de instalaciones y que cuenta con una espectacular cubierta, creando la sensación de un espejo enclavado en la montaña que no deja impasible a sus visitantes…

Lo primero era conocer un poco más de la D.O. Toro a la que están acogidos sus vinos, una D.O. que gira en torno a una variedad de uva, la Tinta de Toro, una variedad autóctona de cuyos orígenes no se tiene demasiada información, aunque todo apunta que fueron los primeros en elaborar vinos en esta zona de la cuenca del Duero. Una D.O. que ahora elabora vinos tintos con su uva autóctona, rosados con Tinta de Toro y Garnacha y blancos con Verdejo o Malvasía. La D.O. Toro se formó en 1987 con 12 municipios de Zamora y 3 más de Valladolid. Un total de unas 65.000 hectáreas y de ellas unas 5.500 de viñedo con una producción anual media de unos 20 millones de kilos…

Son muchos los vinos que encontramos en esta bodega, este es un vistazo rápido:

(Si estás interesado en alguno de los vinos PINCHA AQUÍ y accede a su tienda online)

En Valbusenda elaboran el vino de unas 80 hectáreas de viñedos viejos y en pie franco de apenas una producción de 3000 Kg/ha, en los que el «terroir» tiene un aspecto muy destacado. Se han buscado terrenos ligeros, pobres en materia orgánica, arenosos y orientados al poniente donde predominan los cascajos, las arenas y las gravas. Estos viñedos están emplazados en poblaciones limítrofes amparadas bajo la D.O. Toro (Morales de Toro, Pedrosa del Rey, San Román de Hornija, Valdefinjas y Venialbo). En cada uno de ellos encontramos propiedades intrínsecas del suelo y la altitud que confieren a los vinos una identidad propia.

Según nos contaba su enólogo: «Los controles de viñedo se inician en el mes de Febrero con la poda de invierno. A partir de mayo comienzan los tratamientos fitosanitarios, el laboreo y la poda; de este modo se controla la capacidad de producción de las cepas y la insolación de los racimos. En cuanto a la vendimia, es manual y se realiza a la carta, eligiendo el momento óptimo de cada viñedo y vinificando cada una de las parcelas en depósitos diferenciados».

Una de las cosas que más me llamó la atención en la sala de los depósitos fueron unos híbrido entre los depósitos de acero inoxidables y la Tina de madera, el Barrel-Box (12.000 litros), una combinación de acero inoxidable y madera de roble francés que permite realizar fermentaciones malolácticas en madera con un control exhaustivo del proceso. El resto son depósitos de Acero Inoxidable que cuentan con controles de temperatura a través de mantas térmicas superficiales.

La sala de Barricas está perfectamente acondicionada y cuentan con un sistema permanente de climatización que de forma automática y on-line permite controlar las condiciones ambientales de temperatura y humedad más favorables para el vino: 80% de humedad y 14º C de temperatura constante.

Valbusenda cuenta con un parque con capacidad para 2000 barricas, donde se realiza la crianza en barricas bordelesas de 225l de capacidad y con una vida útil de aproximadamente 4 años. Actualmente tienen unas 626 entre Roble Francés (Un 75 %) y Americano, con diferentes tostados y distintas tonelerías de probada calidad como Radoux, Demptos o Seguin Moreau, consiguiendo vinos con una marcada personalidad y una mayor complejidad. El tiempo de permanencia en barricas está marcado por el tipo de viña/uva y vino, la cata y la antigüedad de las barricas, con el objetivo de que cada uno de los vinos presenten las mínimas variaciones año tras año.

Tuvimos la suerte de que Mauri tenía que catar el blanco de barrica que elaboran y lo probamos directamente del tonel. Un blanco que saldrá muy pronto al mercado, en apenas unos meses y que ya mostraba toda su personalidad.

Y por último el embotellado y etiquetado, en Valbusenda encontramos una línea automatizada de alta tecnología…

La bodega ha creado un original concurso de pintura para potenciar el valor del vino, lo curioso es que el formato que se debe presentar debe de tener las mismas medidas que las tapas de las barricas… ¡Auténticas obras de arte!

Después de la visita pudimos realizar una cata con algunos de sus vinos, una divertida experiencia en la que se maridaron vinos y chocolate…

Pudimos catar el Valbusenda Abios Verdejo, el rosado Valbusenda Abios Nude, El blanco Verdejo en barrica, el tinto Valbusenda Klein y el Valbusenda Vivo

Sin duda merece la pena la visita a esta bodega. Organizan visitas guiadas y en su construcción ya lo tuvieron en cuenta y diseñaron una pasarela acristalada para que hubiera una perfecta separación interna entre la zona de producción y la zona de visitas, lo que permite disfrutar de su belleza arquitectónica, y descubrir los procesos de elaboración del vino, sin interferir en las labores diarias de la bodega.

BODEGA VALBUSENDA

Dirección: Carretera de Toro a Peleagonzalo, s/n

Localidad: Toro, Zamora

Teléfono: 980 69 95 73

WEB BODEGA VALBUSENDA

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta


*