La Bodega «Finca Villacreces» cumple 25 años y lo celebra por todo lo alto…

Parece que fue ayer cuando Gonzalo y Lalo Antón compraron una vieja bodega pegada a la finca de Vegasicilia. La familia Antón ya contaba con una bodega en Rioja (Izadi) y otra en Toro (Vetus), pero conocieron a la familia Cuadrado y decidieron ampliar su negocios con esta bodega a la que bautizaron comoFinca Villacreces, que este fin de semana celebró sus 25 años en compañía de amigos, clientes, distribuidores y personalidades del mundo del vino en una fiesta muy animada en el que su director general, Lalo Antón, recordó cómo descubrieron esta finca, llamada “la joya escondida de la Ribera del Duero”…

Actualmente la bodega cuenta con 110 hectáreas de las que 64 están dedicadas al viñedo. Su situación es privilegiada ya que está asentada sobre un meandro del río Duero, en pleno corazón de la Milla de Oro de la Ribera del Duero.

Finca Villacreces quiso celebrar este importante aniversario y rodearse de todas las personas que a lo largo de estos 25 años han formado parte del éxito de esta bodega, entre los que tuve la suerte de encontrarme. Hace cinco lustros la familia Antón – propietaria de Bodegas Izadi y Orben, en Rioja Alvaesa, y Vetus, en Toro – buscaba una bodega diferente en la Ribera del Duero. Cuando vieron Finca Villacreces fue un flechazo. Reunía todo lo iban buscando: historia, terruño diferente, naturaleza, el río Duero, una buena casa y un lugar excepcional donde criar grandes vinos. Así lo fueron contando ante sus invitados Gonzalo y Lalo Antón

La celebración del 25 Aniversario contó con actividades que sorprendieron a los casi 200 invitados que acudieron a este cumpleaños. Como reconstrucciones históricas, danza aérea, música en directo… La nota de humor la puso Leo Harlem que, con su excepcional monólogo, hizo que no paráramos de reir durante un buen rato…

Después, todos los asistentes pudimos recorrer el viñedo en calesas para disfrutar de unas vistas únicas con la luz que regala las puestas de sol en la Ribera del Duero…

Finalmente un cóctel para todos los invitados en los que pudimos probar los rosados, blancos y tintos del grupo, música en directo…

Incluso cortadores de jamón junto a los viñedos, mientras el Sol iba despidiéndose…

A continuación cena, música y baile. Una velada inolvidable…

Algo de historia…

Los primeros datos bibliográficos sobre la existencia de esta finca a orillas del Duero pertenecen a su primer poblador, el fraile franciscano Pedro de Villacreces, de quien toma su nombre. Junto a él, un grupo de clérigos, entre los que se encontraba San Pedro Regalado, patrón de Valladolid, se estableció en aquel privilegiado páramo para dedicarse a la oración y al cultivo de la tierra, en la que se contaba, ya, con un pequeño viñedo para su propio consumo y el de los monasterios cercanos.

Durante varios siglos, Villacreces fue centro de retiro para eremitas franciscanos dedicados a la reflexión y la penitencia, así como al trabajo del campo y la observación de la naturaleza. Con la llegada de la desamortización de Mendizábal, en 1836, estas tierras pasaron a manos privadas, en concreto, al marquesado de Teodosio Alonso-Pesquera, senador del reino con Alfonso XIII, quien poco después otorgaría una concesión real por la que Finca Villacreces dispone derechos sobre el agua del Duero.

El II Marqués de Alonso Pesquera fue quien vendió esta finca a principios del siglo XX a la vallisoletana familia Cuadrado, quien utilizó la finca agrícola como zona de recreo, alojando, a su vez, a ilustres invitados. Uno de ellos, Peter Sisseck utilizó la bodega y parte del viñedo para elaborar su Flor de Pingus.

En 2004, tras una larga búsqueda por toda la Ribera del Duero, Gonzalo y Lalo Antón, quienes ya contaban con bodega en Rioja (Izadi) y en Toro (Vetus), conocieron a la familia Cuadrado. Pedro Cuadrado les dejó entrever su interés por ir desvinculándose del negocio vinícola y buscar un relevo para la finca, oportunidad que aprovecharon para adquirir una de las fincas más espectaculares de la Ribera del Duero. Tras la remodelación de la bodega y un concienzudo trabajo de recuperación del viñedo, Villacreces se volvió a inaugurar en 2007.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Para celebrar este cumpleaños, el enólogo Lluis Laso ha elaborado el vino conmemorativo Finca Villacreces 2014 25 años que saldrá al mercado en los próximos meses…

Para más información de la bodega PINCHA AQUÍ

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario


*